Variante Delta: estudian aplicar una tercera dosis para completar el calendario de vacunación

Variante Delta: estudian aplicar una tercera dosis para completar el calendario de vacunación

El politólogo Paulino Rodrigues analizó los números de la pandemia, a horas de que el país alcance la trágica cifra de 100 mil fallecidos por coronavirus. Además, comentó las últimas informaciones respecto a una tercera dosis para completar el calendario de vacunación.

MDZ Radio

MDZ Radio

El analista político y periodista Paulino Rodrigues comentó los avances respecto del programa de vacunación en relación a la variante Delta. Así, se refirió a los rumores de que se necesitaría una tercera dosis de vacunas.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

  • Estamos en casi 2 millones y medio de vacunados por semana. Es probable que la semana próxima lleguen dosis de Moderna donadas por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que podrían ser utilizadas en jóvenes de entre 12 y 17 años, para los cuales Argentina hoy no tiene qué darles.
  • En el medio, el avance de la variante Delta preocupa porque solo el 11% de la población está vacunada con 2 dosis. Entiendo que habrá una modificación en los protocolos para aplicar la segunda inoculación antes. 
  • Cansino, que es la vacuna monodosis de China, podría estar llegando en los próximos 15 días. Son las que compraron la provincia de Buenos Aires y la de Córdoba. A su vez, esa sería una dosis muy fácilmente aplicable por la genética como segundo componente de Sputnik V.
  • La variante Delta, en tanto, podría propagar más rápido el virus, ya que es más contagiosa aunque no más letal, pero sí baja la inmunidad de las primeras dosis, no cuando se tiene la vacunación completa. Aunque se está observando en Estados Unidos y en Gran Bretaña un mayor nivel de internación, aún con 2 dosis, esto hace pensar que la estrategia de Israel de ir a una tercera dosis será el camino que tomará Gran Bretaña y Biden no lo descarta, después de que Pfizer dijera que habría que dar una tercera dosis. Por ahora hay mesura, no hay informe que valide esa postura del laboratorio, están estudiándolo.

Mientras tanto, el sábado se festejó con pocos protocolos

Miles de argentinos celebraron el triunfo de la albiceleste.
  • El fin de semana hicimos un quiebre psicológico, porque la sociedad está en un quiebre psicológico. Al ritmo de un avance de la vacunación hay cuidados que se relajan y hay un pasivo que hoy estamos valorando más que otras cosas. No es inocuo estar encerrado para los viejos ni estar preservados y sin sociabilización para los chicos y adolescentes. Creo que fue un clamor, un grito de libertad, de "ya está".
  • La imagen del sábado a la noche es la de cada protesta que tenemos en la Ciudad de Buenos Aires desde hace por lo menos ya 6 meses. Tuvimos vacaciones en verano, vamos a tener en invierno: Bariloche tiene reservas por arriba del 66% para la semana que viene. Terminó, listo.
  • La gente dice: es cierto que te podés morir de coronavirus, vamos a llegar a 100 mil muertos trágicamente entre hoy y mañana, aún hay 5 mil pacientes internados en terapia intensiva. No hay dudas, como tampoco las hay de que también hay infartos, muertes por tristeza, depresión y angustia, que generan procesos muy complejos que no se resuelven rápidamente sino que requieren tratamientos, hospitalización, etc.
  • En el mundo las personas necesitan de la sociabilidad. Yo creo que la aceleración de la vacunación y que el 58% de los mayores de 60 años tengan dos dosis, o sea, los viejos a los que teníamos que cuidar, también ha relajado a las familias. Más volver a la presencialidad parcial o total también genera cierta confianza en que las cosas se producen. Se vuelve al teatro, al cine, a las reuniones de 10 o 20 personas, no importa, porque nadie controla. Hacemos lo que podemos como podemos. El festejo del sábado a la noche, evidentemente, fue en ese sentido.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?