¿Alcanza una capacitación para que la Justicia tenga perspectiva de género?

¿Alcanza una capacitación para que la Justicia tenga perspectiva de género?

Hace seis años irrumpía una marea de mujeres que reclamaban por su vida. "Vivas nos queremos" colmó al unísono las plazas, los titulares y de a poco la agenda. Aunque las legislaciones son de avanzada, los cambios no son suficientes. Indagamos si la Ley Micaela trajo cambios en la Justicia.

Victoria Chales

Victoria Chales

Muchas cosas han cambiado y otras no tanto. Si bien la historia de la lucha feminista no se ciñe a los últimos 6 años, nadie podría negar el efecto expansivo de una marea de mujeres que en el 2015 colmaron las calles para exigir que ninguna más muera por violencia de género. "Ni una menos" es un movimiento que marcó un hito en la política y la cultura no sólo argentina sino también continental. Sin embargo, aún hoy muere por día una mujer por el sólo hecho de serlo. La legislación que entre tantos avances gestó la capacitación en perspectiva de género para los tres poderes del Estado con la Ley Micaela (ley 27499) parece no ser suficiente.

El Poder Judicial es quizá uno de los eslabones dónde el reclamo es más sentido estos días. Por eso en MDZ Radio dialogamos con Eleonora Lamm, doctora en Derecho y Bioética y subdirectora de DDHH (Derechos Humanos) de la Suprema Corte de Mendoza para que nos brindara una visión desde adentro.

En materia de género "a nivel provincial existen muchas deudas pendientes" sentenció la Dra. Lamm. Si bien "las cosas se cambian con formación y con conocimiento" es muy importante que se pueda "llegar a comprender qué significa deconstruir el sistema heteronormativo y patriarcal en el que estamos viviendo". La capacitación en materia de género es positiva, pero tal como viene funcionando no es suficiente. En la provincia, según la especialista en Bioética hace falta todavía "una política que lleve a que una Ley Micaela se implemente con más ganas. Se pueden hacer capacitaciones online pero está haciendo falta un poco más de que sea obligatoria y llegue a todas las personas". También "que no sea simplemente hacer el cursito para decir que cumplieron sino que debería ser transversal, permanente y continuo".

Desde el lugar que ocupa en la Dirección de DDHH en la Suprema Corte, Lamm describe que realizan una campaña de difusión en la cual todos los meses salimos con un flyer para mostrar básicamente en qué consistiría aplicar la perspectiva de género en la Justicia". Es un esquema básico sobre "una gran deuda pendiente que tenemos" en la provincia. Después de todo afirma la especialista que "la herramienta más valiosa es llegar a una justicia feminista. Un poder judicial que asuma los reclamos del feminismo y que advierta de una vez cómo es aplicar justicia con perspectiva de género". 

¿Pueden las leyes transformar una sociedad?

En Argentina hoy se cuenta con una serie de leyes que favorecen el cambio hacia una sociedad más justa en términos de los derechos de las mujeres. Sin ir tan lejos, el año pasado se sancionó una de las reivindicaciones históricas del movimiento de mujeres que fue la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Ley 27610) por mencionar sólo la más reciente. A este panorama se suma la creación del Ministerio de Géneros, Mujeres y Diversidad, un espacio del poder ejecutivo desde el que diseñar políticas que acompañen, fortalezcan y sobre todo den respuestas concretas a los problemas urgentes que viven las mujeres en nuestro país.

A pesar de estos vientos favorables, la tarea está lejos de haberse concluido. Por un lado porque legislaciones que llevan muchos años no logran ponerse enteramente en práctica. Un gran ejemplo de ello es la ESI (Ley 26150- Programa de Educación Sexual Integral) que no llega a todos los niños y niñas. En este tema Eleonora Lamm hizo especial hincapié en que "la educación sexual desde la primera infancia va mucho más allá de poder enseñarnos cuáles son prácticas abusivas que es muy importante; debe enseñarnos también qué es la igualdad y el respeto que es el eje principal de una sociedad igualitaria e inclusiva".

Las transformaciones necesarias para una sociedad más justa "no tiene una receta mágica". Habrá un diálogo incesante entre "lo normativo" y el trabajo cultural frente a las nuevas generaciones para seguir gestando el respeto a la diversidad y a la autonomía de las personas.

Lo primero que debemos formatear en la cabeza de todos los niños y todas las niñas es que todas las personas somos iguales y que nos debemos respeto.

 

El reclamo más sentido por estos tiempos está en la Justicia. "A mí me parece que nos está faltando un cambio serio en el sistema judicial. Nos hace falta -continuó Lamm- un cambio en la Justicia hacer una transformación para adentro. Tenemos que obtener de la justicia soluciones más ajustadas". En estos últimos días un caso en Santa Fe ilustró fuertemente el estado actual de cosas. "Veía como un juez en Santa fe había absuelto a una persona que había violado a una mujer porque entendía que no la podía haber violado porque se había puesto un preservativo. Explicaba el magistrado que cómo podía haber hecho para mantenerla sometida a la mujer si en el medio pudo colocarse la protección".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?