Días de definiciones: crece la tensión por un posible "toque de queda"

Días de definiciones: crece la tensión por un posible "toque de queda"

El columnista político y analista Daniel Bilotta analizó las posibles restricciones que se planean en el AMBA, las posturas que cada uno de los líderes políticos de esa región, la situación de los empresarios argentinos y, por último, analizó la entrevista que Verbitsky le hizo a Massa.

MDZ Radio

MDZ Radio

Horacio Verbitsky es un periodista fuertemente ligado al kirchnerismo y en particular a Cristina Fernández de Kirchner. Mucho se habló de él en los últimos tiempos, sobre todo tras el escándalo de la vacunación VIP que el propio Verbitsky desató. Ayer entrevistó al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y nuestro analista político arrojó algunos interrogantes respecto de ese encuentro. ¿Hay un plan del kirchnerismo sobre la figura del líder el Frente Renovador?

Además, Bilotta habló sobre el rol de los empresarios argentinos hoy y la crisis sanitaria que se desprende del avance de la segunda ola en el país. Aquí los puntos más importantes de su columna:

¿"Toque de queda"?

El viernes vence el último decreto presidencial que fija el comportamiento social y las actividades permitidas. Es el plazo que tiene Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires y Gobierno Nacional para consensuar medidas en el área metropolitana. En unas hora habrá una reunión entre Carla Vizzotti, Santiago Cafiero y seguramente autoridad municipales y provinciales.

¿Cuál es el problema? Que la Ciudad intenta evitar que se cierre la que es su actividad productiva, es decir la comercial, lo que incluye la gastronomía. En cambio, lo que propone la Provincia es un toque de queda entre las 22 y las 6 am. Ciudad quiere que sea desde las 00. Mientras tanto, el Gobierno Nacional es intentar impedir los viajes de egresados, porque es alto el contagio ahí y además se transfiere a la actividad educativa, lo último que se quiere cerrar.

Kicillof también propone el cierre total de actividades por 2 semanas. Pero lo cierto es que cualquier medida de Gobierno, la tome una dictadura o un gobierno democrático, necesita de un consenso social. Me parece que una restricción total de actividades, así sea por unos días, no va a contar con el beneplácito de la sociedad. Kicillof propone un cierre de 15 días para vacunar, pero falta lo esencial que son las vacunas y el ritmo de inoculación va en disminución, en algún momento estábamos en 120 mil dosis y ahora estamos en 60 mil.

Hay otro problema: es malo el plan de vacunación. Acá se vacuna de lunes a viernes, mientras que en el resto de los países de lunes a lunes. Hoy me dijeron desde el Gobierno que aún con las dosis que están por llegar, con este ritmo de vacunación, y sin las de AstraZeneca, harían falta para aplicar esas dosis 3 meses. La sensación es que estas semanas de cierre que se proponen son para que la administración tenga un respiro frente a una crecida de casos, donde es muy difícil ocultar la responsabilidad del Estado.

El gran problema son las fiestas clandestinas. Entonces resulta muy cínico pero también muy cómodo cerrar todo, porque no resuelve el problema, siguen faltando las vacunas, es malo el ritmo de vacunación y el día que abran volvemos a tener el problema delante. Así que me parece que hay una especulación electoral detrás de todo este planteo.

El Pami, que muchos identifican con La Cámpora, se integró a la campaña de vacunación en Ciudad 

A mi me parece que más allá de cualquier especulación, es preciso integrar los pocos recursos que tenemos. Lo que pasa es cómo llega, cuando Máximo Kirchner quiere que la oposición se comprometa en un acuerdo con el FMI llega tarde. Viene después de un montón de especulación sobre el plan de vacunación que hasta acá controló La Cámpora, para tratar de capitalizarlo electoralmente. Cuando ese objetivo se complica, el oficialismo piensa en acercarse a la oposición.

La oposición está en una dificultad: ¿cómo decirle que no al oficialismo en una crisis? El problema es resolver hasta dónde lo pueden acompañar cuando el oficialismo es parte de la crisis. 

¿La oposición debería ocupar un lugar en las negociaciones porque Macri suscribió? Tal vez sí, pero deberían haberlo invitado antes, no luego de amenazarlo con una causa penal, que es imposible, y habiendo caído en afirmaciones inexactas, como que el kirchnerismo nunca tomó deuda, que el único que lo hizo fue Macri y que la culpa de lo que pasa en el sistema de salud es por el el último gobierno.

Esta sociedad tiene que sincerar que el Gobierno, excepto Raúl Alfonsín y Macri, fue ejercido por el peronismo desde la recuperación de la democracia. Ocho años fueron, el resto no puede ser que el peronismo no tenga responsabilidad en ese proceso. Además, lo que sí podemos percibir, sobre todo en estos períodos pre electorales, es que el oficialismo intenta descargar en la oposición su responsabilidad.

La crisis es potenciada por la pandemia pero también expresa la enorme vulnerabilidad del Estado nacional: cada vez más caro, más soso y más  incapaz de dar respuestas. 

Foro Llao Llao: reunión de empresarios

Están en una encrucijada los empresarios, evitan confrontar con los gobiernos aunque los critiquen, lo mismo hicieron con Mauricio Macri. El problema de los empresarios es de otra índole, Argentina hace 30 años que discute cómo va a ser competitiva y no consigue diluir una de las principales causas que lo impiden, que es el costo argentino. Un sistema tributario carísimo y las leyes laborales pero también su propia ineficacia para invertir, para agilizar, para ser socios en la sociedad del conocimiento y para incorporar tecnología. Este es el paquete del núcleo del problema que Argentina no puede resolver con un sólo turno de gobierno.

Oficialismo y oposición necesitan, más que un pacto de la Moncloa, hacer un pacto que los incluya como firmantes y que excluya a esa clase dirigente como beneficiarios del pacto, ese sería un verdadero acto de grandeza.

Cuando uno mira a Paraguay y a Uruguay exportando bienes primarios agropecuarios y compitiendo con nosotros, que tenemos terrenos llanos y una fertilidad que debe ser pocas veces repetida en el mundo, deberíamos replantearnos qué está pasando en Argentina. 

Obviamente que hoy Argentina tiene otras urgencias y los empresarios que no les cancelen actividades. Lo que pasa es que los empresarios llegan tarde a un montón de procesos, han recibido un nuevo reajuste de carga fiscal sobre sus ingresos, lo han planteado de nuevo como una especie de contribución. Hay que recordar que la UIA apoyó al candidato Alberto Fernández en contra de Macri. Yo creo el mismo resultado: que a nadie le toquen aquellas leyes que protege su producción en Argentina y que a la vez son el salvavida de plomo que les impide pensar cómo proyectarse internacionalmente.

Horacio Verbitsky entrevistó a Sergio Massa

Es interesante que Horacio Verbitsky lo haya invitado a Massa a confesarse por el tema de las PASO. Prestemos atención a esto, porque si tiene que pasar por ese oratorio es probable que el kirchnerismo esté pensando en Massa para algún otro proyecto. Por eso le pide primero que confiese allí su pensamiento más íntimo con Horacio Verbitsky. Nadie está obligado, estamos fantaseando. 

El hecho de que Massa haya conversado con Horacio Verbitsky al aire es un dato, no me lo imagino a Verbitsky muriéndose por hacerle una nota al presidente de la Cámara de Diputados. 

Horacio Verbitsky es absolutamente cercano a Cristina Fernández de Kirchner, bastaría recordar el tenor de las notas que le ha hecho a Alberto Fernández y llama mucho la atención que se haya sumado a este ciclo de entrevistas, donde los entrevistados dan clases magistrales sobre sí mismos, Sergio Massa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?