Un intendente apuntó contra su gente y los tildó de irresponsables

Un intendente apuntó contra su gente y los tildó de irresponsables

En una situación sanitaria que empieza a cosechar números críticos, desde el Este mendocino aseguran haber intentado "todo" antes de proponer una restricción de circulación. Sin embargo el incumplimiento de "algunos empresarios irresponsables" no le habría dejado otra posibilidad.

MDZ Radio

MDZ Radio

El aumento de casos es un hecho en la provincia de Mendoza. Rodolfo Suárez decidió, no obstante, no tomar ninguna medida restrictiva frente a la ventana de contagios que puede proponer este fin de semana largo. El gobernador se reunirá el próximo lunes a las 10 de la mañana con todos los intendentes para evaluar y definir los próximos pasos. Sin embargo desde el Este mendocino buscan restringir actividades nocturnas ya que consideran que es la única manera de avanzar sobre eventos clandestinos que favorecen la aglomeración.

Desde MDZ Radio dialogamos con Raúl Rufeil, intendente de San Martín quien elevó un pedido a Suárez para restringir durante toda semana santa la circulación entre la 1 y las 6 am en aquel departamento. A pesar de haber cumplido con la obligación de presentar una solicitud formal, a últimas horas del jueves no había recibido ninguna respuesta de las autoridades provinciales.

Según el jefe comunal en San Martín se han intentado numerosas medidas para restringir las "fiestas clandestinas"  en casas o en bares que después de una hora determinada se convierten en locales bailables.

El problema pasa por la falta de responsabilidad de algunos empresarios de la noche que no respetan los protocolos y la normativa sanitaria. Esto conlleva a las complicaciones que estamos viendo con el marcado aumento de casos. Lo vemos en especial en los jóvenes.

De esta manera la propuesta que elevó el intendente de San Martín apunta a la restricción de "todo aquello que no sea esencial como las farmacias, estaciones de servicio o todo lo que sea salud". A esto, Rufeil le agrega que si bien "su inquietud y propuesta apuntan a disminuir las complicaciones en la cuestión sanitaria", remarca que "también van a defender para que la economía siga abierta para aquellos que hacen bien las cosas". Por lo que el objetivo es terminar con aquellas "personas que son pícaros y no están cumpliendo.

A pesar de que existen medidas anteriores que la restricción, Rufeil dice que lo han intentado todo. "Hemos realizado sanciones, actas y multas y no entraron en razón. No son todos los empresarios. Los negocios gastronómicos están muy bien organizados y respetan todos los protocolos". Según relatan desde el municipio estos eventos encuentran nuevos lugares alejados donde realizarse. "San Martín tiene 1500 km2 por lo que es prácticamente imposible estar en todos lados. Son escasos los recursos con los que cuenta un municipio y eso que tiene apoyo de la policía".

El personal está realmente agotado. Han recurrido al diálogo, las multas y a las clausuras y siguen haciendo esto. Esto pasa por un acto de irresponsabilidad. Si hemos llegado a este planteo al gobernador es porque se han agotado todas las otras instancias.

Por otra parte, el jefe comunal manifestó una gran preocupación por la tasa de ocupación del Hospital Perrupato que abastece a todo el este mendocino. Rufeil dice que lleva "más de 40 días haciendo un llamado a la reflexión y a la comprensión" sin tener resultados porque apenas detectan una fiesta clandestina, la cambian de lugar. Por lo que asegura que desde el municipio consideran que la restricción entre la 1 y las 6 de la mañana es una buena medida que no afectaría la economía ya que "la gastronomía puede desarrollarse perfectamente".

 

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?