Infectólogo: las clases aumentan la circulación del virus

Infectólogo: las clases aumentan la circulación del virus

Depende a quien se escuche resulta viable o no, establecer una relación directa entre las clases presenciales y el aumento sostenido de casos de coronavirus. Por eso, consultamos a un especialista que desde la Ciudad Autónoma de Buenos aires detalle el panorama social y epidemiológico por estos días

Victoria Chales

Victoria Chales

En los últimos días los anuncios realizados por el presidente Alberto Fernández de restringir la presencialidad en las clases, despertó un fortísimo malestar en la sociedad. A la vez que aumentó la grieta existente con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta que presentó un recurso de amparo frente a la Corte Suprema de la Nación para declarar inconstitucionalidad la medida de Fernández que cierra las escuelas por 15 días en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires).

En la conferencia de prensa que brindó el viernes, Larreta no sólo dijo que sólo el 1% de los docentes había sido afectado por la covid-19, sino que además no tuvo ningún impacto en el transporte público la vuelta a las aulas. Dede MDZ Radio dialogamos con Martín Hojman, infectólogo del Hospital Rivadavia y Coordinador de la Red de Infectología de CABA. "Yo estoy convencido que la educación presencial genera más circulación en la ciudad". Explicó que si bien no cuenta con los números que presentó el jefe de gobierno porteño, "lo veo todos los días los chicos de los colegios y sus padres viajando en el transporte público".

"Veo también que los padres se agolpan en las puertas de los colegios. Tengo familiares y amigos docentes que me cuentan que la situación en los colegios es bastante mala en cuanto a la parte edilicia y a la posibilidad de mantener la burbuja con respecto a docentes que están precarizados y trabajan en muchos lugares y en muchos cursos a la vez".

El especialista señaló que "los datos se pueden analizar de muchas maneras". Respecto a aquellos que indican una baja contagiosidad de los chicos de la edad escolar y de los docentes, se debe decir que "los chicos se testean menos porque en muy pocos casos presentan síntomas pero son transmisores. Entonces habría que estudiar si los contagios se relacionan con chicos en edad escolar o con docentes convivientes y que es algo que no está estudiado muy claramente. Sabemos que los casos suben en los más jóvenes, en los chicos más chicos en general".

A pesar de que algunos atribuyen el problema estrictamente a la entrada y salida de los chicos del colegio. El infectólogo consideró que esto "se podría haber arreglado antes de la presencialidad y ahora tenemos que tomar medidas más drásticas". No obstante, concedió que la situación es muy delicada y que la restricción de actividades puede impactar seriamente en las personas que necesitan salir a trabajar. Pero en estos momentos, remarcó Hojman que "son dos semanas y aunque no se asegura que esto termine, es un tiempo necesario para evaluar y ver qué pasa. Si nosotros pensamos que alguien nos quiere perjudicar tomando o no tomando alguna medida, es un problema. La idea sería pensar que todas las acciones van en dirección de proteger a la gente. Pueden estar equivocadas o no, pero tratan de proteger a la gente y al sistema de Salud.

En estas dos semanas de suspensión de clases en las escuelas existe la oportunidad de arreglar aquellas cosas que favorezcan que las aulas no deban volver a cerrar. "Hagamos la doble circulación para los colegios a los que los padres llevan los chicos en auto. También contratemos más docentes y generemos mejor las condiciones para que los protocolos se puedan cumplir correctamente".

¿Qué sucede en otras partes del mundo?

La pandemia afectó de maneras distintas a cada uno de los rincones del mundo adonde llegó el coronavirus. En América Latina vivimos con la "ventaja" de poder analizar lo que se hace en Europa ya que a ellos les ataca primero. En esa dirección vale destacar que buena parte de los países del viejo continente optaron por medidas mucho más drásticas una vez que se encontraron en un nuevo brote. "Si nosotros vemos a Europa suspendieron las clases en todas partes, no por mucho tiempo, sino limitado. En estos días salió un artículo en The Lancet, esa prestigiosa revista científica que ahora tantos conocen. Allí se especifica el impacto que tiene la escolaridad en la suba de casos. En Inglaterra -continuó ejemplificando Hojman- se volvió a fase 1 por dos semanas y les fue muy bien con esa estrategia". Las acciones han sido en esta nueva etapa mucho más duras, pero también más focalizadas geográfica o temporalmente.

Aún cuando quisiéramos que la situación fuera distinta, el infectólogo apuntó con gran claridad que "ninguna medida le va a venir bien a todo el mundo". Sin embargo, "creo que todos estamos de acuerdo en que nadie quiere llegar a ese momento en que hay que elegir a quien internar y a quien no".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?