¿Qué pasará si Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner pierden las legislativas?

¿Qué pasará si Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner pierden las legislativas?

Lo analizamos con el periodista político Daniel Bilotta, quien recordó lo ocurrido con las últimas 3 elecciones de medio tiempo en las que participó el gobierno de la actual líder del Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner.

MDZ Radio

MDZ Radio

El periodista político y analista Daniel Bilotta analizó el fallo de Casación que le da a Amado Boudou la posibilidad de cumplir su condena en prisión domiciliaria, también la entrevista que Verbitsky le hizo al presidente, Alberto Fernández, y vaticinó qué le depara al país según el resultado de las elecciones legislativas de este año.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

La Justicia en el ojo de la tormenta

  • Yo no sé si Casación puede revocar un fallo de la Corte. Tengo la impresión de que habrá polémica. Seguramente Casación aducirá que la Corte no arguyó razones, porque aplicó el artículo 280 del Código Penal que le permite fallar sin decir por qué motivos lo hace de tal o cual manera

  • Falló a favor de Boudou una Cámara muy "simpatizante" del Gobierno Nacional. Estamos en un momento muy convulsionado en torno a lo que ocurre en el Poder Judicial.

  • Por otro lado, qué difícil lo del flamante ministro de Justicia, Martín Soria. Espero que le dejen poner al menos un asistente con quién conversar. Porque el hombre fuerte de su cartera seguirá siendo Martín Mena y quien tramite cualquier situación adversa al gobierno a los derechos humanos seguirá siendo el dúctil Horacio Pietragalla. Da la impresión de que más allá de tuitear muy enojado, al ministro le queda poco por hacer.

  • Repasemos los proyectos votados por el Senado de la Nación que le interesan a Cristina Fernández de Kirchner y que en el Congreso no pueden avanzar, entre ellos los cambios a la forma en que se elige el Procurador General y el cambio a todo el Ministerio Público Fiscal. Me da la impresión de que es muy difícil que el Ministro de Justicia, como tal, tenga una gestión exitosa en el Congreso si eso no lo destraba por ejemplo Sergio Massa, que es el encargado supongo de conseguir los votos que le falten al oficialismo, que necesita 129.
  • Con los 11 votos a favor del bloque Equidad Federal, más dos o tres de Alternativa Federal y algunos que tienen sueltos de las provincias, llegaría. En realidad, si hacen la cuenta en el oficialismo llegan a 133, les sobra, pero el problema es que para llegar a ese número los aliados, sobre todo los 4 diputados de Córdoba, es que eliminen la reforma de la Comisión de Juicio Político que le da al Congreso un peso enorme. Siguen siendo 7 miembros, pero aparece una fuerte formación del Congreso: 4 representantes (3 del oficialismo, de los cuales 1 es del Ejecutivo, y 1 más de la oposición). Lo que dice también esa reforma es que con 4 miembros tenés quórum y cualquier decisión que tomen esos 4 es válida. Si 3 son del oficialismo ya está, no necesitan ni que los 7 se junten.
  • Entonces, me parece que las cosas que está pidiendo la "oposición amigable" es lo que hace que la reforma para la elección del Procurador no avance. Atención, porque creo que ese es el tema más importante hoy para Cristina Kirchner, o tal vez juntar una mayoría lo suficientemente amplia para reformar la composición de la Corte. Yo no digo para echar a nadie, sino para ampliarla. O tal vez para crear un tribunal inferior. Todo eso, depende de la voluntad del Congreso y me da la impresión de que es una tarea que no puede llevar adelante Soria porque es ministro. Él representa al Ejecutivo y esto compete al Legislativo.
  • Supongamos, estamos haciendo hipótesis, yo no creo que Cristina Kirchner vaya a involucrarse con el Gobierno ni con ninguna otra decisión que tenga que tomar antes de las elecciones de octubre. Entonces sí, con el resultado en la mano, tal vez le diga a Alberto Fernández: "Mirá, nosotros ganamos sobre todo en la provincia de Buenos Aires, conseguimos un resultado importante. Creemos que es hora de introducir una rectificación importante, no en tus ministros sino en tu orientación del gobierno". Que me parece que es parte de lo que empieza a enunciarse con este famoso acto de las flores de la semana pasada.
  • Si uno lo repasa: Cristina Kirchner plantea una estrategia con el FMI que lo obliga a Alberto Fernández a las pocas horas a darle la razón a su vicepresidenta. Pero esa definición, que parece normal y común, creo que es la última que Alberto adopta sobre el frente externo. Los que dicen conocer al kirchnerismo entienden que Cristina Kirchner intentó despabilar al Presidente, decirle "tomá una decisión finalmente, ¿qué hacemos con el Fondo?, ¿qué hacemos con la deuda? Avancemos, a ver si podemos buscar un acuerdo con la oposición en ese tema, porque estamos a 70 días de las elecciones" y el Gobierno pareciera en cierto punto no poder avanzar sobre ningún tema sobre los que también va a girar la campaña.

La entrevista de que Horacio Verbitsky le hizo a Alberto Fernández.

  • Alberto mira los votos que tiene Cristina Fernández y que ya no tiene él. Entonces no le habla a Verbitsky sino a los sufragios fidelizados que tiene Cristina. La impresión que tenemos algunos es que Alberto Fernández trata de convencernos a todos, todo el tiempo, de que las decisiones las toma él. Por eso mismo le habla a ese público identificado con Cristina Kirchner y que piensa que esto es al revés.
  • Incluso es una forma de tratar de construir su propio espacio de poder. Digamos también que no le va muy bien, cada vez que habla con personajes como Verbitsky o Gustavo Silvestre, sin valorarlos a ellos en su tarea periodística, el Presidente queda sometido precisamente a un desgaste del poder que intenta acumular. Es decir, me parece que hay un juego dialéctico bastante complicado y temerario entre ese sector de la prensa y el Ejecutivo en lo que está en disputa siempre, que es quién lidera este gobierno.

¿Qué nos depara "la suerte" tras las legislativas 2021?

  • Está legislativa, como todas, es sumamente trascendente, al revés de lo que plantea la oposición. Desde 2009 Cristina Fernández de Kirchner no gana una elección de medio término, no sabemos qué pasará ahora pero sí sabemos que ante cada una de esas derrotas Cristina rectificó lo que venía haciendo.
  • ¿Rectificar significa darle otra orientación al gobierno? No, lo que hizo fue gastar todo el dinero de las reservas del Banco Central en mantener las tarifas congeladas, con tal de no perder el voto de la gente. Es muy trascendente lo que pase, porque si el Gobierno gana sentirá que puede seguir adelante y si pierde asistiremos a otro festival de subsidios en Argentina, que será la forma en la que intentarán terminar la gestión.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?