¿Por qué con sólo ver a una persona digo si me cayó bien o mal?

¿Por qué con sólo ver a una persona digo si me cayó bien o mal?

Hugo Lescano, director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal explicó qué sucede en el cerebro humano cuando conozco a una persona y determino si me desató simpatía o antipatía.

MDZ Radio

MDZ Radio

Hugo Lescano, director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal, nos habló sobre los "cuerpos que hablan" y explicó por qué una persona me cae mal o bien con sólo verla. 

Es muy común escuchar a una persona que conoció a otra y declaró "siento que la conozco de siempre", lo que sucede ahí según Lescano es que nos atrae la familiaridad del código comunicacional. "Es el ideal de la comunicación que teníamos cuando éramos niños y la persona que nos criaba nos comunicaba con total sinceridad", explicó.

Respecto de aquello, el entrevistado dijo que de niños todos éramos todos expertos en comunicación no verbal, "cuando nos ponen en brazo de una persona que no nos gusta, lloramos. Esto es porque nuestra especie viene con un sistema operativo en el cerebro para identificar las congruencias o incongruencias en la manera de comunicar que tiene el otro".

Por el contrario, muchas veces decimos "hay algo de él que no me cierra", pero en general no podemos explicar qué es. Eso, siempre según Lescano, sucede cuando "algo en el cerebro impacta si el cuerpo del otro no dice lo mismo que sus palabras". Por eso, "lo ideal es conectar con nuestras emociones en vez de empezar a aprender técnicas de movimiento, porque así vas a decir lo que sentís y muchos te van a amar por esa razón".

De este modo, el especialista explicó entonces que el cerebro humano es capaz de identificar si los movimientos corporales de la otra persona son acordes a sus verdaderas emociones

Pero este "don" puede jugarnos una mala pasada, ya que muchas personas se guían sólo por la intuición y abren un juicio de valor que es injusto, porque está basado en prejuicios. Por eso, el entrevistado sugirió tener cuidado: "Una parte de nuestra intuición nos va a ayudar, nos va a proteger y va a filtrar relaciones. Pero si tenemos un prejuicio con personas que tengan rasgos del altiplano, por ejemplo, nos vamos a cruzar con una excelente persona peruana o boliviana y la vamos a juzgar por su color de piel. Ahí hay un punto de inflexión". 

Así, Lescano concluyó explicando que "en Rusia hay una proxemia distinta que la nuestra, incluso en América latina también la hay. En Costa Rica se sorprenden de que los argentinos nos saludábamos con un beso". "La cultura afecta muchísimo el código de comunicación". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?