Duras advertencias de un infectólogo asesor de Alberto Fernández

Duras advertencias de un infectólogo asesor de Alberto Fernández

Aunque no se han oficializado nuevas restricciones, la alarmante situación de los países vecinos deja en claro que la segunda ola es inminente. Chile cuenta con una exitosa campaña de vacunación y sin embargo ha aplicado el confinamiento nuevamente. ¿Qué sucederá en Argentina?

Victoria Chales

Victoria Chales

En estos días, no sólo las internas de los partidos políticos están generando mucho movimiento. La gestión de una inminente segunda ola en Argentina recorre pasillos y oficinas llevando la preocupación que despiertan países como Chile o Brasil. Aunque se trata de dos casos muy distintos, ya que Sebastián Piñera desarrolla una buena campaña de inmunización mientras Jair Bolsonaro presenta un recurso para inhibir las facultades de los gobernadores a aplicar cualquier restricción. Aún así en ambos casos hay una segunda ola de casos que ha puesto a toda la región en vilo.

A un año del comienzo de la pandemia en Argentina, se realizaron muchos balances. El comité de expertos que conformó el gobierno nacional en el 2020 se muestra unánime sobre la llegada de un rebrote. Este diagnóstico tiene el agravante de que sea de la mano de la nueva cepa de Manaos que es mucho más contagiosa que la anterior. Además los especialistas señalan que mientras más se contagie, mayor es su mutación y menor es el alcance de la cobertura de las vacunas ya desarrolladas.

En No cantes victoria dialogamos con el Doctor Javier Farina, médico infectólogo, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SAI) y asesor del gobierno nacional. "Si miramos a los países vecinos Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil y lo que estamos viendo en Europa hace pensar que pronto tendremos una nueva ola de casos. Luego se verá el impacto de acuerdo a las medidas que tome el gobierno en general y cada uno en particular para detener el contagio".

En cuanto a la vacunación Farina destaca que "en marzo o abril del año pasado, pocos pensábamos que podíamos estar vacunando a esta altura del año". También señaló que no se han aplicado la cantidad de inmunizaciones que se esperaba. "Está claro que no alcanza el número de vacunados en Argentina para quebrar la incidencia del COVID-19  en nuestro país". Aún cuando no es ni cerca la cantidad de vacunas que se esperaba tener aplicadas, el Dr. Farina dice que es un problema global de abastecimiento.

"Argentina está entre los primeros veinte países que más vacunas de las que han gestionado previamente, ha recibido. Estamos en el 7% y EEUU, sólo por dar una idea, está en el 11% y Brasil no llega al 3%".

 

Un debate que recorre la sociedad, pero también aparece como divisor de aguas al interior del gobierno es la compra de vacunas por parte del sector privado de la salud. El comité de expertos se reunió el lunes de forma virtual con el presidente Alberto Fernández según relató Javier Farina. Allí hubo acuerdo total en que la segunda ola está muy cerca en Argentina. No obstante el tema de la vacunación desde el sector privado no fue un tema de esa reunión, Farina opinó "al igual que el Dr. Pedro Cahn creo que dada la situación de amplia escasez mundial para adquirir la vacunación que quien tenga dinero pueda acceder, no es el momento. Luego puede darse más que nada cuando se convierta quizá en parte de un programa anual. Actualmente me parece que generaría una gran desigualdad".

Chile: mucha vacuna y confinamiento.

En Chile se da una situación que en principio suena contradictoria. Por un lado está entre los países que mayor cantidad de personas ha podido vacunar. A la fecha según las cifras oficiales que comparte el gobierno de Piñera se ha inoculado a 5.793.861 con la primera dosis y 3.023.866 con la segunda. Chile comenzó a vacunar con un pequeño lote de Pfizer-BioNTtech en diciembre, pero la campaña masiva partió con la CoronaVac, del laboratorio Sinovac, con el cual tiene un acuerdo por 10 millones de dosis. El Dr. Farina señala que "al margen de que está vacunando con un ritmo muy alto y eso es muy bueno, lo está haciendo con una vacuna que muestra una eficacia del 49%. Nosotros estamos trabajando en Argentina con una eficacia del 91 al 94% en el caso de la Sputnik y 80% con Sinopharm". Esto explicaría parcialmente la razón por la cual Chile a pesar de este éxito, no sólo tiene una de las más altas tasas de mortalidad por COVID de América Latina -más de 1500 muertos por millón de habitantes, con un total de casi 30 mil fallecidos-, sino que registra la mayor cantidad de casos activos en lo que va de la pandemia y una preocupante tendencia al alza.

"Hasta que uno no vacuna el 70% de la población, no logra el quiebre en la curva. Por lo que no tengo duda de que la vacunación va a ser la bisagra de la pandemia, pero salvo Israel el resto de los países está aún muy lejos de eso. Esto muestra que el confinamiento cada vez es una herramienta más necesaria en estos países".

Pandemia 2021: el segundo capítulo no se escribirá igual.

Al principio la situación sanitaria estuvo gestionada de manera centralizada por el gobierno nacional. Alberto Fernández junto a Axel Kiciloff y al jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta anunciaban la extensión de las medidas de restricción que funcionarían bajo decreto en todo el territorio nacional. De hecho durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) cada jurisdicción del territorio argentino debió guiarse por las mismas reglas. Meses más tarde y con la experiencia de "la cuarentena más larga del mundo" se criticó mucho que fuera lo mismo estar en el epicentro de la pandemia en Capital Federal que algún pueblito en la patagonia con cero casos. Farina hace hincapié en que eso es un error conceptual. "Argentina demográficamente se comporta de manera distinta por lo que se deben aplicar medidas  focalizadas para abordar un brote por un virus. Por lo que no puede ser lo mismo Mendoza que lo que sucede en Corrientes o en Capital Federal. Las medidas deben ser regionales".

El reconocido infectólogo señala que el confinamiento debe ser corto y focalizado, pero que es una estrategia muy válida para un momento de suma gravedad que no es donde estamos ahora. Por eso señala que es importante que "aquellos comercios que deseen mantener su actividad cumplan los protocolos. Puedan dar muestra que no son un factor de aumento de contagios".

Escuchá la nota completa acá.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?