Vacunación en geriátricos: cómo se está realizando

Vacunación en geriátricos: cómo se está realizando

Después del "destrato" que sufrieron los adultos mayores institucionalizados en el 2020, la campaña de vacunación en la provincia de Mendoza empezó esta semana a ocuparse de nuestros abuelos. Desde los establecimientos gerontológicos señalan que necesitan mucho más para mejorar la calidad de vida.

Victoria Chales

Victoria Chales

A partir de ayer se comenzó la vacunación para adultos mayores institucionalizados en la provincia de Mendoza. Luego de las postales tremendas que dejó el 2020 de los geriátricos azotados por el coronavirus, este año perfila mejor con la inoculación de los abuelos y abuelas que más expuestos están. Según informa el gobierno provincial se trata de la población que se encuentre en geriátricos, hogares de personas con discapacidad y centro de hemodiálisis. No se precisa de inscripción previa.

Desde MDZ radio dialogamos con Raúl Rogel. Él es el vocero de la Asociación Mendocina de Establecimientos Gerontológicos (AMEG) y ve en este paso que dio el Ministerio de Salud una "luz de esperanza". En la provincia hay entre 4500 y 5000 camas de adultos mayores. Rogel señala que en estos establecimientos conviven personas con parkinson, inmunosuprimidas, personas que sufrieron acv (accidentes cerebro vasculares) o pacientes pluripatológicos por lo que "constituyen un grupo de máxima vulnerabilidad". Si bien las vacunas son muy esperanzadoras, también "habrá que atender a una serie de cuestiones edilicias que salieron a la luz con la pandemia y que hacen a la calidad de vida de los adultos mayores".

Durante el año pasado el vocero de los establecimientos gerontológicos reconoce que hubo mucha colaboración en términos de recursos humanos de parte del Ministerio de Salud, "no así de las obras sociales lamentablemente".  La mayor dificultad radicó en transformar "un geriátrico que está diseñado únicamente para el acompañamiento de un adulto mayor en un hospital infecto contagioso que necesitó de un apoyo económico que las obras sociales no dieron". Se llevó a cabo un protocolo prácticamente idéntico al de un hospital para poder contener a quienes daban positivo adentro del establecimiento.

Por otra parte, Rogel destaca que aunque se hizo un enorme esfuerzo coordinado con las autoridades de salud para hacer frente a la pandemia, no soportarían una segunda ola. Por esta razón "se está trabajando en generar una mayor cantidad de herramientas con el Ministerio para darle una mejor calidad de vida al adulto mayor".

A principios de marzo de 2020 el gobierno nacional daba a conocer una lista de 170 medicamentos que se facilitarían de manera gratuita para las abuelas y los abuelos. Con la medida las personas afiliadas se ahorran, en promedio, $3.200 mensuales, que equivale a un 20% del haber jubilatorio mínimo que pueden destinar para su consumo personal. Desde AMEG aseguran que esto se está cumpliendo, aunque no cubre una situación crítica para esta población. En el contexto inflacionario que se encuentra Argentina los adultos mayores dentro y fuera de la institución padecen el costo altísimo que tienen los pañales. "Cada persona precisa entre 200 y 400 pañales por mes. Se les hace muy cuesta arriba ya que el 50% de los jubilados cobran la mínima que no pasan los 20.000 pesos".

La vacuna es la esperanza de reencontrarse con el abrazo de los nietos. Entre los muchos flagelos de la pandemia, la soledad y el aislamiento de los seres queridos es lo que más se sintió entre los adultos mayores. "Necesitamos que vuelvan los nietos" recalcó Rogel. Por lo que "hay un consenso familiar en la mayoría de los casos en apoyar la vacunación".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?