Una buena noticia para quienes buscan obtener su pasaporte español

Una buena noticia para quienes buscan obtener su pasaporte español

La demanda de argentinos que quieren radicarse en Europa buscando un futuro mejor puso presión sobre los organismos consulares ocasionando una demora de años para conseguir la ciudadanía. Un proyecto de ley avanza en España e ilusiona a muchos argentinos que esperan su oportunidad para irse del país

Victoria Chales

Victoria Chales

Desde hace años que la demanda de argentinos por los papeles de ciudadanía europea, ya sea el pasaporte italiano, el español o cualquier otra viene en franco aumento. Recientemente un proyecto de ley en España ilusionó a varios que quedaron fuera del sistema aunque contaran con el ancestro europeo. Se trata de la "Ley de Nietos", una reparación a la "Memoria democrática" para aquellos descendientes de quienes huyendo de la Guerra Civil Española (1936) y de la dictadura franquista (1939-1975) emigraron lejos de la península ibérica. A pesar de que aún no se consagra y según los especialistas difícilmente se convierta en ley, se conocieron algunos detalles que ilusionaron a millones de este lado del atlántico.

En MDZ Radio dialogamos con Gabriela Gómez Galíndez, abogada argentina y española que trabaja en España en temas de extranjería y derecho internacional. "Es cierto que se puede ver un poco una onda expansiva y como consecuencia de esta ley que está en ciernes". Sin embargo, aclara la especialista que "recién hubo una aprobación del proyecto de ley de ´Memoria democrática´ por el Consejo de Ministros que si bien es un paso importante, esta ley debe ser tratada por las cortes que es como se denomina en España al Congreso. Hay muchos detalles que tener en cuenta para ver qué requisitos hay que cumplir y a qué espectro cubre. Puede que no abarque a todos los que están esperando". El proyecto plantea dos nuevos supuestos de adquisición de la nacionalidad española: los hijos nacidos en el exterior de las mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros (antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1978) y los hijos mayores de edad de aquellos extranjeros que ya obtuvieron la nacionalidad española por derecho de opción (hasta el 27 de diciembre de 2011).

Por otra parte, la ilusión viene aparejada a que "hay varios grupos que quedaron excluidos en la ley de reparación histórica del 2007 por la cual hubo una concesión masiva de ciudadanía". En este último caso habían muchos argentinos que aunque su abuelo había adquirido la nacionalidad no pudieron optar ya que no se podía saltear generaciones intermedias.

Ahora mismo hay mucho argentino que tiene la posibilidad de sacar la ciudadanía italiana pero está bastante inaccesible el trámite porque los consulados tienen mucha demora por tanta demanda. "Hay demoras de un año para que te den el turno recién para presentar la carpeta. Ahí el expediente entra a análisis y allí hay otro año más como mínimo" porque algunos expedientes también se traban por distintas causas y la espera se prolonga aún mucho más.

Hay gente que opta por viajar a Italia y tramitarlo desde allí desde la comuna de donde es originario el pariente italiano. Si bien "en principio demora menos, lo que pasa es que no todos tienen la capacidad económica para desplazarse a Italia y residir allí los meses que toma hasta que salgan los papeles porque no pueden trabajar mientras eso sucede". Por lo que no sólo es poder pagar el pasaje sino también tener los medios para permanecer sin empleo ese tiempo.

En definitiva sea cual sea la historia familiar, se da frecuentemente que "muchos sacan la ciudadanía italiana para migrar a España porque se sienten más cómodos porque hablan el mismo idioma o porque sienten más aceptación y se les hace más fácil" aclara la abogada especializada en extranjería.

"Si bien al pertenecer todos a la Unión Europea en el momento que uno se establece para poder residir se deberá cumplir ciertos requisitos como probar cierta capacidad económica con la documentación correspondiente". Una vez que se mudan a destino con el pasaporte europeo es necesario tramitar el NIE (Número de Identificación de Extranjero) o "el Certificado de Registro de ciudadano de la Unión Europea que es como el documento que los habilita a residir libremente, por lo menos en España como ciudadanos de otro estado miembro de la UE". A su vez si uno tiene una esposa o marido que no tiene estos papeles "le está dando la posibilidad de residir junto a él".

En la historia familiar de muchos argentinos, se dio que aquel pariente español luego de la Gran guerra o incluso a principios del siglo XX no anotó a su hijo o hija "ya sea porque le quedaba lejos del pueblo dónde residía o simplemente porque no les pareció importante". Entonces los nietos de ese abuelo europeo quedaban sin derecho de acceder a la ciudadanía "ius sanguinis" porque sus padres no lo habían hecho. Lo que pasa actualmente es que "ese hijo argentino quizás ahora ni siquiera vive y entonces la generación siguiente perdió esa posibilidad porque se traslada de padres a hijos a diferencia de la italiana que se puede reconstruir la rama indefinidamente".

En el afán de reconstruir la historia familiar para obtener la ciudadanía italiana, algunas personas se encuentran con la dificultad de que "si la pariente italiana es mujer nacida antes de 1949 entonces no puede transmitir la nacionalidad". Esto motivó que varios grupos han demandado a las autoridades por discriminación. Son litigios que aunque duran un buen tiempo a veces no sólo son la única opción sino que pueden ser más veloces que la vía "tradicional". En el caso español también tiene esa dificultad y es " a partir de 1978 que es el año en que fue promulgada la Constitución ya que antes había una dictadura y tres años de transición" detalló la abogada. "No sólo pasaba que las mujeres no transmitían, sino que perdían la nacionalidad cuando se casaban con un extranjero entonces aún cuando se reconstruía el vínculo con ellas no se accedía a ese derecho".

Un dato que pocos saben es que si un argentino es nieto de un español puede residir en España con un contrato de trabajo y en un año de residencia ya tiene los papeles. Esto es un beneficio que no se conoce tanto y que viene un poco a reparar la historia de esos descendientes.

Desde el punto de vista de Gabriela Gómez Galíndez como abogada especialista en temas de extranjería, "hay un aumento significativo de todos los trámites. No sólo de recuperar las nacionalidades europeas, sino que hay gente que ya ni siquiera pierde tiempo en averiguar si el abuelo era italiano o español sino que busca la forma a través de algún visado, que hay varios, para ir a Europa a residir legalmente y esperar algunos años hasta obtener la ciudadanía española". El incremento en la demanda de papeles para migrar de Argentina a Europa, en sus diferentes destinos "empezó tímidamente antes de la pandemia, se interrumpió lógicamente por esta y ni bien se abrieron las puertas de España fue incesante la entrada de ciudadanos, sobre todo argentinos. Realmente el aumento se nota mucho".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?