Crisis, quejas y tensiones en el SUTE luego del Decreto de Suarez

Crisis, quejas y tensiones en el SUTE luego del Decreto de Suarez

El Sindicato de los Trabajadores de la Educación ha estado en el foco debido a distintos temas. La titular del gremio asegura que el Gobierno busca generar conflictos internos. Qué pasa con las desafiliaciones y las denuncias contra el Secretario General.

Nimsi Franciscangeli

Nimsi Franciscangeli

El SUTE, en este último mes, fue noticias en reiteradas oportunidad por diversos temas. El año arrancó movido para el gremio. En primer lugar, con unas paritarias que se rechazaron desde las bases donde se proponía un 20% de incremento salarial para docentes y no docentes en tres tramos, además del bono de $54 mil en 12 cuotas. 

Más allá del rechazo, el Gobernador mediante un Decreto, que fue publicado hoy en el Boletín Oficial, estableció de todas maneras una suma anual no remunerativa y no bonificable de $ 54 mil, que se pagará en 12 cuotas mensuales con el siguiente cronograma: para los meses de enero a agosto de 2021 la suma de 4 mil pesos, para los meses de septiembre y octubre de 2021 la suma de 5 mil pesos y para los meses de noviembre y diciembre de 2021 la suma de 6 mil pesos.

Mientras que el incremento del 20% sobre la Asignación de Clase se aplicará en tres tramos: 7% desde marzo de 2021 hasta junio de 2021, 7% desde julio de 2021 hasta septiembre 2021, y 6% desde octubre de 2021 en adelante. 

El reclamo y falta de acuerdo paritario, la denuncia por violencia de género contra el titular del gremio Sebastián Henríquez (actualmente desplazado de su cargo y reemplazado por Mirtha Faget), sumado a la discusión del inicio presencial del ciclo lectivo 2021, trajeron para el gremio una discordia puertas adentro con sus afiliados. 

Una de las consecuencias de esa tensión es el malestar entre algunos afiliados, que incluso se traslada a hechos: el SUTE pierde afiliados "por goteo", pero de manera constante. Según la información que algunos trabajadores de la educación brindaron a MDZ, durante el mes de enero, se presentaron, aproximadamente, 5 desafiliaciones por día, principalmente por el rechazo al incremento salarial.

Las redes sociales, en grupos específicamente de docentes, suele ser un termómetro a la hora de medir la satisfacción o descontento de los profesionales. 

El sindicato de los trabajadores de la educación tiene aproximadamente cerca de 26 mil afiliados, entre docentes y no docentes. Para la Secretaria Gremial, Mirtha Faget, el número de desafiliaciones no es representativo. En diálogo con MDZ, expresó: "En estos momentos, de diciembre a la fecha, momento en el que se ha desarrollado el conflicto y los autoconvocados se han pronunciado con más fuerzas, nosotros hemos tenido 29 desafiliaciones y a la vez tenemos varias afiliaciones. Esto es un proceso normal, que sucede durante todos los meses". 

"Ante la situación del no aumento, tenemos muchos jubilados y jubiladas que deciden no seguir afiliados justamente por una cuestión de economía y lo mismo nos pasa con los compañeros y compañeras celadores, pero son números reducidos. Hemos tenido 29 desafiliaciones", recalca la secretaria general y agrega que no es real que hayan 5 desafiliaciones por día, "Esto no es así", sentenció. 

Algunos trabajadores y no trabajadores de la educación expresan no sentirse representado por el sindicato y esgrimen mediante argumentos que la imagen del gremio cayó. Frente a esta situación, Faget expresó: "Han intentado hacer que la imagen del sindicato caiga y el primer interesado en ello es el Gobierno, que utilizó a otros gremios que se prestaron junto con los autoconvocados, que no pudieron entender que la decisión de rechazar esta propuesta con montos en negro fue una decisión de un plenario". Y completó: "No se si cayó la imagen, pero nos han visto pelear y dar batallas lo mismo".

Presencialidad y elecciones

"Creemos que es fundamental empezar con la presencialidad pero no a costa de la salud, de nuestros alumnos y alumnas, de nuestros celadores y celadoras, y de nuestros docentes y de las familias de nuestros chicos. Entonces, esto hay que tomarlo muy en serio porque no es oponernos a la presencialidad, sino, a no tener las condiciones seguras de trabajo", argumentó de manera ferviente Mirtha Faget

En este 2021, que comienza de manera atípica, producto de la pandemia que se sigue transitando, el gremio de los docentes se enfrenta a elecciones.

"Este año deberíamos tener elecciones, pero hay un decreto del Ministerio de Trabajo que las prohíbe hasta el 28 de febrero. Tendíamos que ver si, vencido ese tiempo, se habilitan o se permiten las elecciones con voto secreto. Nosotros estamos preparados para iniciar el proceso eleccionario. No tenemos problemas, sabemos cuál es el rol que hay que llevar hacia adelante". 

Frente a todo lo sucedido dentro del gremio y en relación a los profesionales de la educación, Faget manifestó que los trabajadores no han perdido la confianza en el sindicato, sino la perdieron en el Gobierno de Rodolfo Suarez: "Muchos compañeros y compañeras apostaron por este Gobierno, que lo que ha hecho es poner a la sociedad en contra de los trabajadores y especialmente de los docentes. Y poner nuestros salarios por debajo de la línea de pobreza, y a los celadores por debajo de la línea de indigencia, sin importarle las condiciones de trabajo". 

"A veces, hay distintas opiniones sobre nuestro accionar, y hay diferentes organizaciones que se aprovechan de situaciones como lo que pasó con Sebastián u otras falencias que uno puede tener, porque nadie es perfecto, pero aprovechan para desprestigiar.  Creo que nosotros hemos tratado de hacer lo que corresponde y seguiremos adelante hasta que sean las elecciones y después se definirá quién conduce el sindicato", finalizó Mirtha Faget.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?