Economía: ¿Qué harán si hay un rebrote? Cuarentena y planes sociales

Economía: ¿Qué harán si hay un rebrote? Cuarentena y planes sociales

El 2020 cerró con un déficit de 6.5%. Un índice elevadísimo para la situación económica que atraviesa el país, pero que se dio también por la pandemia. Si este año sigue la crisis sanitaria, el especialista Carlos Burgueño nos detalló cuál será el plan.

MDZ Radio

MDZ Radio

El economista, Carlos Burgueño, analizó en Días de Enero los números del déficit que tuvo nuestro país en 2020. Se conoció que este fue del 6.5%. La cifra es desalentadora pero al final el especialista dejó un punto positivo y dijo qué sucederá en materia económica si hay un rebrote.

Como en cualquier economía, sea de un país o de una familia, cuando uno gasta más de lo que recauda ingresa en déficit. Ante este, debe reducir los gastos y/o pedir crédito, pero nuestro país no está en condiciones de tomar deuda. Por eso, Burgueño explicó en detalle qué decisiones económicas implementaron en 2020 y cómo impactarán este año.

Nuestro columnista dijo que "Argentina, como cualquier país, tiene una diferencia con respecto a la familia: si no le prestan puede imprimir". "Hay muchas maneras de hacerlo, sea 'a lo bruto', imprimir y ya, o en emisiones indirectas, como emitir deudas en pesos con el aval del Tesoro y entonces el Tesoro te imprime ese dinero".

De cualquiera de las dos formas, lo cierto es que con déficit, "más tarde o más temprano entraste en crisis". "El problema de emitir sin respaldo real, de dólares o de superávit, es que esa emisión monetaria genera mayor presión inflacionaria", explicó.

Burgueño dijo que se estima que un nivel sano de emisión monetaria o de déficit fiscal, para cualquier país que tenga reservas no puede pasar nunca el 3% del PBI. Mientras que cuando un país no tiene reservas, lo más aconsejable es que tenga superávit, pero si no puede, nunca ese déficit debería pasar el 1% del PBI.  "El año pasado fue del 6.5%. Estamos en una situación compleja, alarmante, peligrosa, y siguen las alertas", expresó.

Esto se justifica, claro, con la crisis que generó la pandemia. "Argentina tuvo, como tuvo el mundo, una situación muy compleja y, para sobrevivir, el Estado debió aplicar herramientas extraordinarias, como el IFE y el ATP. Además de servicios públicos congelados y otros subsidios"

La buena noticia

Se descartaba que este año el déficit sería abultado y finalmente lo fue. Sin embargo, hay una noticia positiva dentro de esta crítica situación: "Fue un punto menos del que se proyectaba", dijo Burgueño y lo celebró porque "quiere decir que en el último semestre del año funcionaron las políticas el gobierno nacional de reducir ese déficit fiscal, parar con el pedido de fondos al Banco Central de emitir más deuda en pesos y fundamentalmente de calibrar la ayuda del IFE y del ATP".

¿Qué pasará si hay un rebrote?

En caso de que haya un rebrote de la enfermedad que lleve nuevamente a tomar medidas de circulación restrictivas, Argentina está en un serio problema en materia económica. Por eso, según Burgueño, el gobierno ya sabe qué lineamientos económicos básicos tomarán.

En primer lugar, no volverá la cuarentena estricta como el los meses de marzo y abril, dijo nuestro columnista. Además, "no volverá el IFE ni el ATP, tal y como los conocimos". Pero aclaró que si vuelve algún tipo de suspensión de actividades sí se aplicaría algo similar al ATP para aquellos sectores donde la economía no se recuperó.

Por ejemplo, "la construcción, automotrices y siderúrgicas, no tendrán esos beneficios porque están trabajando bien". En cambio, "gastronomía y hotelería han tenido un enero muy defraudante, se esperaba una temporada mucho mejor de la que se está viviendo". Entonces, "es muy probable que esos sectores sí reciban ayuda extra".

Sobre esto, Burgueño resaltó que obviamente esas ayudas generarán más gasto, "pero ese gasto uno no puede cuestionarlo", dijo y ejemplificó: "Tirar agua en una casa está mal porque la podés arruinar, pero si se te está incendiando no te queda otra. La emisión monetaria en un país que se está incendiando es el agua".

Finalmente, el economista resaltó que si bien una inflación del 36%, como tuvimos el año pasado, es altísima, con el nivel de emisión que tuvimos termina siendo positiva. El tema es que "este año sí o sí el déficit tiene que bajar y la inflación también, pero si la pandemia se extiende habrá que pensar que 2021 también sea un año, al menos en el primer semestre, sin mejoras o grandes mejoras económicas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?