¿Cuál es la duda que aún tienen los médicos con la Sputnik V?

¿Cuál es la duda que aún tienen los médicos con la Sputnik V?

Tras las últimas informaciones que difundió el gobierno sobre la posibilidad de aplicar una sola dosis de la vacuna Sputnik V, hablamos con Arnaldo Casiró, médico infectólogo y jefe de Infectología del Hospital Álvarez quien si bien nos dijo que no hay que politizar la medicina, manifestó sus dudas.

MDZ Radio

MDZ Radio

Ayer la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, generó gran incertidumbre tras declarar que estaban analizando la posibilidad de colocar una sola dosis de la vacuna rusa Sputnik V para alcanzar los 20 millones de inoculados antes de marzo y así duplicar las cifras previstas.

Esto desató una gran polémica que la obligó a dar marcha atrás en sus declaraciones. Así, Vizzotti salió a aclarar que se aplicarán las dos dosis de la vacuna y se seguirá el plan original: "La Sputnik V es la única cuyo esquema de vacunación consta de dos componentes, en primer lugar, el componente Ad26, y luego de un intervalo mínimo de 21 días, el segundo componente Ad5. Argentina planea administrarlas según esta indicación", dijo la funcionaria  en su cuenta de Twitter. 

De todos modos, Vizzotti no aclaró el tiempo entre la primera dosis y la segunda. Sobre todas estas idas y vueltas y las incertidumbres que se generan, hablamos con Arnaldo Casiró, médico infectólogo y jefe de Infectología del Hospital Álvarez, quien inició la entrevista sentenciando: "No hay que politizar la medicina, sino se hace mala política y mala medicina".

En base a esto comentó que "desde la comunidad científica no he visto mucha politización respecto de si la vacuna es rusa o no. Yo le preguntaría a cualquiera si sabe dónde se hacen las vacunas que nos colocamos. A mi no me preocupa de dónde viene la vacuna sino qué información tengo sobre la misma. Lamentablemente, lo que una parte de la comunidad científica está cuestionando es que sobre esta vacuna no tenemos información".

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti

Según el infectólogo, "nos dicen cosas, pero no tenemos nada escrito", en relación a "cómo se hizo el trabajo, cuántos pacientes hubo, qué pasó con un grupo y qué pasó con el otro". "Esto no es politización sino falta de comunicación y de información. A mi no me gusta recetar un medicamento si no tengo información precisa sobre qué le estoy dando a mi paciente", completó Casiró.

Sobre la cantidad de personal de salud que se está aplicando la Sputnik V, el jefe de infectología del Hospital Álvarez dijo que "los últimos datos que tengo es que la cantidad de profesionales de las áreas críticas que se han empezado a vacunar no fueron los esperados". De todos modos entiende que ante el crecimiento de casos que se está dando, probablemente el personal "afloje un poco y los profesionales accedan a inocularse".

"Estamos viendo que se va enfermando gente cada vez más cercana a nosotros, esto hace que algunas personas digan ´me arriesgo y me aplico la vacuna´. Siempre y cuando sepamos que vamos a recibir la segunda dosis, sino no tenemos nada asegurado"; dijo Casiró.

Al marcar la diferencia entre la vacuna rusa y el resto, el infectólogo dijo que Gamaleya, donde se fabrica la Sputnik V, "es un instituto muy prestigioso, así como AstraZeneca y Oxford también lo son. No se trata de que sea rusia o Gamaleya, sino de que hasta que no tengamos las cosas escritas y podamos entender qué se ha hecho no nos quedaremos muy tranquilos".

"No tiene que ver con que sea de Rusia, sino con que tenemos información pero no está escrita. Nos dicen que los datos se vana  publicar en tal fecha pero no sucede. Esto genera desconfianza, no que la vacuna venga de Rusia", insistió Casiró.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?