La ley que el Senado no trata y que podría generar empleo en Argentina

La ley que el Senado no trata y que podría generar empleo en Argentina

La Industria del conocimiento, una de las pocas que generó miles de puestos de trabajo aún en pandemia, se ve en graves problemas porque en el Senado no se avanza con la Ley de Economía del conocimiento. Sin una legislación que los ampare, este pujante sector exportador se verá estancado.

Victoria Chales

Victoria Chales

A principios de este año, se decidió reemplazar la Ley de promoción de la Industria del Software que fuera sancionada en el 2004 por otra más moderna y completa que abarque más actividades comprendidas dentro de la Economía del conocimiento. Lo cierto es que pasó por la Cámara de Diputados con mucho éxito, una votación casi unánime con sólo dos votos en contra, pero no consigue avanzar en el Senado. 

Desde MDZ Radio dialogamos con Sergio Candelo, presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) sobre el impacto que tiene que la ley esté frenada en la cámara alta.

La Industria del conocimiento abarca una diversidad de servicios profesionales del ámbito de la educación, la nanotecnología, el software, robótica, industria aeroespacial, la industria cinematográfica y las telecomunicaciones. Se trata entonces de un "know how" en el que Argentina es muy competitivo a nivel global. Aunque hablamos de un capital intangible, lo cierto es que en el 2019 supuso el 7,7% de las exportaciones totales de nuestro país.

Candelo explica que se trata de actividades que tienen un crecimiento enorme. "En el mundo del software al principio en el 2002 eran 15.000 personas trabajando y 20 millones de dólares en exportación. Para el 2019, ya son 115.000 empleos y casi 2000 millones de dólares en exportaciones". Por lo que hablamos de que en poco más de 15 años creció 100 veces en volumen de exportación y trabajos.

LA INDUSTRIA DEL CONOCIMIENTO EN NÚMEROS

Los números son apabullantes. El sector del conocimiento genera actualmente 440.000 empleos directos y sólo en el 2019 realizó exportaciones por más de 6000 millones de dólares. Está compuesto por 5000 empresas, de las cuales el 73% son de menos de 10 empleados. Claro que otras son "unicornio". Esto da una dimensión de la atomicidad que tiene, pero también de lo federal que es. "Nosotros tenemos una red de 37 clusters y polos tecnológicos distribuidos en todo el país".

La Ley de Economía del Conocimiento sería la continuidad de la Ley de promoción de Software. Pero aquí, apunta Candelo vale aclarar que los beneficios como la reducción de los aportes patronales propuestos por la legislación tienen una serie de obligaciones por parte de las empresas que se suban a esa promoción. "En el caso nuestro tenemos que cumplir con un porcentaje de exportación, otro de gastos dedicados a Investigación y Desarrollo y un certificado de calidad". Adicionalmente no se puede reducir la plantilla y reciben auditoría todos los años por lo que "está todo transparente la información de las empresas para el gobierno". 

Por estos motivos, desde el sector del software reclaman que habiendo cumplido con todas las obligaciones exigidas para estar dentro de la ley de promoción y no recibir ninguno de los beneficios los está perjudicando enormemente. Sin ir más lejos, la proyección anual da que se habrían creado 2500 puestos laborales nuevos, cuando se podrían haber generado 16.000 si hubieran contado con el marco legislativo que les fue prometido desde Enero.

"Es una industria que siempre se quedó corta porque demandaba más trabajo del que se podía generar. En ese sentido es importante en trabajo en conjunto entre las políticas públicas y el sector privado para generar que haya más gente con ganas de estudiar este tipo de carreras y dedicarse a esto".

Atravesada por algunas polémicas, este año se sancionó la Ley de Teletrabajo. Esta modalidad en la Industria del conocimiento es muy frecuente. El trabajo a distancia, desde casa, en un coworking y para cualquier parte del mundo es propio de ese sector. Sergio Candelo señala que no se los tuvo muy en cuenta para la confección de la ley. Actualmente están en diálogo con el Ministerio de Trabajo de la Nación para la reglamentación ya que aunque se hicieron presentaciones en diputados durante el debate, pero no encontró mucha respuesta. "Creo que la legislación fue hecha para un formato de trabajo antiguo dónde uno entraba a una empresa a los 18 años y se jubilaba allí. Pero en nuestro sector que es el del conocimiento, la tecnología y la creatividad se trabaja con equipos dinámicos que necesitarían una ley más moderna" argumenta el presidente de CESSI.

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?