¡Imperdibe! Receta cheesecake de mandarina sin horno

¡Imperdibe! Receta cheesecake de mandarina sin horno

Este fin de semana, te traemos una receta por la que nos vas a amar. Guardala, porque en verano un postre sin horno es doblemente bienvenido.

MDZ Radio

MDZ Radio

Nos tentamos con nuestra chef y periodista, Melisa Bubica, y le dijimos que nos haga un postre fácil. Ni conseguir los ingredientes fue complicado, porque desde el celular hicimos la compra de todo en Súper Simple y en menos de una hora: ¡Wala! Cada ingrediente que pedimos estaba en casa.

De paso te contamos que Súper Simple es un mayorista que te propone no perder tiempo yendo a hacer las compras. Sólo desde tu celular podés pedir y en 60 minutos te lo llevan a tu casa, de 9 a 23 hs. Sí sí, en ese tiempo. Por lo que, si te tentás con este postre, pensá que no hay excusas. 

Ahora, manos a la obra.

Ingredientes.

Masa

  • 200 g de galletas de vainilla molidas
  • 150 g de manteca derretida

Relleno

  • 480 g de queso crema
  • 200 cc crema de leche doble
  • 200 g de azúcar
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 1 taza de jugo de mandarina
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • ralladura de mandarina 

Procedimiento

Para la masa, molemos las galletitas y una vez derretida la manteca, lo mezclamos.

Preparamos el molde con manteca y harina. Es ideal que sea desmontable.

Colocamos en el molde la preparación de las galletitas, bien acomodada, y reservamos en la heladera.

Lavamos y desinfectamos las mandarinas, las rallamos. Por un lado, dejamos las cascaritas y con lo el resto, hacemos el jugo. Reservamos .

En un bowl batimos la crema con el azúcar. Cuando esté apenas firme, agregamos el queso crema, la esencia de vainilla y la ralladura. Batimos por unos minutos más.

Preparamos una olla pequeña, colocamos el jugo hasta que tome temperatura e incorporamos la gelatina. Revolvemos hasta que se disuelva. 

Luego, con movimientos envolventes, la incorporamos a la preparación. 

Colocar la crema sobre la base de galletitas y enfriar por 4 horas. Una vez frío, desmoldar sobre un plato y colocar la mermelada con los frutos rojos en la superficie.

¡Listo! Ahora, a disfrutar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?