Ley de educación: en verdad, ¿a qué le temen los docentes?

Ley de educación: en verdad, ¿a qué le temen los docentes?

En esta nota detallamos por qué los docentes temen que en verdad la discusión de este proyecto lleve a otras medidas que terminen perjudicando su estabilidad laboral.

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa Uno Nunca Sabe hablamos con Sebastián Henríquez, titular del SUTE, sobre Ley de Educación de Mendoza que tiene alto repudio de los docentes pero también de la oposición. Desde el gremio enumeraron cuáles son los motivos por los que están en contra y qué temen que suceda. ¿El reclamo siempre es salarial?, preguntamos.

En primer lugar, Henríquez detalló el panorama general en el que vivimos debido a la pandemia: "Estamos llegando a octubre en el marco de una crisis sanitaria y económica declarada por el propio gobierno. Por este contexto han recortado los presupuestos educativos, confiscaron aguinaldos, modificaron todo el sistema educativo y han cerrado programas".

"En el marco de no presencialidad todo el sistema educativo se sobrecargó en los docentes. Hoy la DGE pone sólo el GEM para sostener la educación, todo el resto lo ponen los maestros. Hay hartazgo, estrés y angustia de los docentes", describió el gremialista.

Luego de trazar ese panorama, el entrevistado dijo que desde el inicio del año están pidiéndole al Gobierno resolver esta situación, no les dan respuesta, y "de repente piden que hablemos de una ley de educación que no resuelve nada, cuando ni siquiera sabemos qué va a pasar después de esto". 

El gremialista dijo que repensar el futuro de la educación no es solamente discutir un proyecto de ley y que tampoco se oponen al debate, pero exigió que no pretendan cerrarlo en dos meses. 

"Si van a poner en una ley que dice que vamos hacia un sistema educativo digital, que me digan en cuánto tiempo tendré salas informáticas de calidad en todas las escuelas y con qué dinero, porque la norma no genera los recursos", se quejó.

¿A qué le temen los docentes?

"Adecuarnos a la ley nacional es la parte fácil, porque es copiar y pegar", dijo Henríquez, quien cuestionó además que "la verdadera pretensión es crear organismos de evaluación de la calidad educativa. Los cuales van a descubrir ´la sorpresa´ de que la misma es mala, pero no se van a auto responsabilizar de eso, sino que van a culpar a los docentes".

"Ahí vendrá la reforma del instituto del docente", vaticinó el gremialista. Para él, el Gobierno hizo un "cambio de táctica": "Decidieron mandar este proyecto para tener un marco y después van a crear el instituto de evaluación educativa de Mendoza". "Eso es una técnica para no mandar todo junto y que así sepamos todo lo que quieren hacer. Por eso van por partes", completó.

En definitiva, Henríquez se quejó de que "Thomas dice que hay que pagarle más al que tiene mejores resultados y sacar la antigüedad. Va por los estímulos salariales, que no son para personas que ganan $60.000 de base, sino que ganamos $20.000 y nos van a dar $2000 más". Así, reclamó el entrevistado, "nuestra estabilidad laboral se acaba, porque si a alguien le va mal puede perder su trabajo".

¿Todo se reduce a lo presupuestario y salarial?

Consultado por si el centro de la discusión siempre debe ser el sueldo y el dinero, Henríquez aseguró que "no, pero es el principio de una educación seria. Porque es lo que no hablan nunca". "Quieren ser Finlandia, pero Finlandia no tiene los recursos que dispone Mendoza para educación; y no empieza por una ley y después ven si les da el dinero", concluyó.

En este enlace, la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?