La jueza Martinelli jura decir toda la verdad: confesiones de una magistrada con muchos matices

La jueza Martinelli jura decir toda la verdad: confesiones de una magistrada con muchos matices

Con qué Derecho inauguró una nueva sección: "Jura decir toda la verdad", para conocer la persona que hay detrás de cada juez o funcionario. Hoy, con la magistrada Fabiana Martinelli.

MDZ Radio

MDZ Radio

El nuevo programa de los abogados Jorge Caloiro y Marcos González Landa en MDZ Radio, Jura decir la verdad, se emite todos los viernes a las 13.30 hs en MDZ Radio. En el mismo, entrevistamos a los máximos responsables de que se haga justicia. 

En la primera edición, se sentó en el banquillo de los entrevistados la jueza Fabiana Martinelli

Curriculum Vitae

Nombre completo: Fabiana Inés Martinelli

Lugar de nacimiento: Godoy Cruz

Estudios: Primaria en la escuela Patricias Mendocinas, secundaria en el Colegio Universitario Central y estudios universitarios en la Universidad de Mendoza. También hice varios posgrados, en la Universidad de Mendoza, en la UNCuyo y en Japón.

¿Cuál fue el más importante de esos posgrados?

Creo que la diplomatura en el Código Civil y Comercial de la Nación. También hice un posgrado en Derecho Empresario y uno en Japón, hace muchisísimos años

¿En cuánto tiempo te recibiste de abogada?

En 5 años y 4 meses.

¿Cómo llegaste a tu cargo?

Fue rarísimo:  Yo no había pensado mucho en la magistratura y de golpe se abrieron una serie de cargos, cuando se crearon los 8 juzgados civiles juntos. Un amigo de toda la vida me preguntó si no me iba a presentar y me dijo que vencían las inscripciones al día siguiente. Lo pensé y así fue, me inscribí, rendí el primer concurso y aprobé. Aunque después tuve que rendir por segunda vez.

¿Rendiste dos veces porque te desaprobaron en la primera?

No, en el primero me fue bien, pero tuve un problema con el Consejo de la Magistratura, Me hicieron una pregunta que no venía al caso, me puse muy nerviosa y decidieron no calificarme. Entonces me volví a presentar al concurso siguiente.

¿Quién era el gobernador cuando asumiste como jueza?

Roberto Iglesias, quien se había comprometido en mandar a los primeros de las ternas y durante todo su gobierno lo respetó.

¿No suele ocurrir eso?

No, el gobernador puede elegir. Iglesias se comprometió en enviar siempre a los primeros y lo cumplió.

¿Cómo está compuesta tu familia?

Estoy separada hace 11 años. Tengo una excelente relación con mi ex marido y con toda mi familia política. Tengo dos hijas de 21 y 17 años, que estudian Derecho y el pre de Medicina, respectivamente.

Su cargo de jueza

¿De qué tribunal sos?

Del GeJuAs en lo Civil N°1, que es un tribunal de gestión asociada que se creó en 2008. Somos 7 jueces y funciona con personal de 5 juzgados, en un espacio reducido, para tratar de agilizar la gestión y ponerle más "cabezas de juez" al trabajo.

¿Cuál ha sido el caso más relevante que has resuelto?

El paredón de Potrerillos.

Resumilo en pocas palabras.

Un diputado interpuso un amparo, porque consideraba que el paredón de Potrerillos no era suficiente para detener la contención del dique en caso de un colapso por terremoto, inundación, etc.

El legislador pensaba que todo Luján se iba a inundar. Ese amparo no llegó a resolución, porque se arregló antes: La empresa que hizo el dique y tenía el aprovechamiento hidroeléctrico acordó e hizo lo que se llama el "terraplén", para intentar contener.

La causa se finalizó por conciliación.

¿En qué caso te tembló la mano al firmar?

En muchos. Uno fue cuando abrí los boliches en la crisis de la gripe A. 

Los autoricé. Era la cola de la Gripe A. Llamé a mucha gente, hice muchas consultas y autoricé a abrir dos boliches y Neverland, sólo para adultos. A los 2 días el gobierno levantó la restricción.

¿Has tenido alguna sentencia con visión de género?

Varias. Es más, he tenido problemas muy importantes de género. Yo primero soy mujer, o sea, la visión de género es una connotación interna que tengo en mi vida. Pero siempre he pensado que hay que analizar muy bien las circunstancias, porque a veces las mujeres están en condiciones de inferioridad o en condiciones de violencia que quizás no son las que a mi me han tocado sufrir. Sé que las viven las mujeres día a día en el ámbito laboral y familiar.

¿Podríamos decir entonces que tu juzgado tiene visión de género?

Me gustaría decir, mejor, que tiene visión de humanidad

El sistema judicial

Las 3 buenas del sistema judicial

  1. El compromiso de la gente que trabaja en el sistema judicial, el compañerismo
  2. La buena relación entre los jueces de Mendoza.
  3. La oralidad, que en este momento más extrañada que nunca, y es la que nos ha permitido acercarnos a la gente de una manera totalmente diferente.

Las 3 malas

  1. Siempre es poco. A pesar de que hagamos el mayor esfuerzo, siempre parece o queda poco.
  2. Se nos mira con demasiada rudeza desde afuera. Quizás porque nosotros nos hemos encerrado en una burbuja, pero yo creo que siempre hay un ojo muy crítico al Poder Judicial, más que a otros poderes.
  3. A veces los recursos no alcanzan.

Ping Pong de preguntas y respuestas

¿Jura decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, a todo lo que se le va a preguntar?

Sí, juro.

¿La condiciona en su vida social ser juez?

No. Sí me hace tener mucha más responsabilidad, me siento más limitada que lo que quizás se pueda sentir otra persona. Pero soy la misma, no cambio lo que hago en el trabajo ni con mis amigos.

¿A su familia la condiciona?

A mi mamá le molesta cuando me critican. Mis hijas no, están orgullosas, me apoyan muchísimo y están pendientes de mí y de que esté tranquila.

¿Cuál es su método de trabajo?

Mucho, por supuesto. Trabajo todos los días aunque sea un rato, incluidos los fines de semana. 

Como jueza, analizo la causa, estudio lo que necesito, tomo la decisión y recién después voy a los alegatos de las partes. Me gusta confrontar la respuesta a la que yo he llegado, con lo que las partes han visto del proceso.

¿Alguna vez le hicieron alegatos de oído?

Millones. Los intentan hacer, que vos te los tomes como tales, es otra cosa. Yo soy famosa por tener muchos amigos dentro de la profesión, y muchas veces he tenido que frenar algún alegato de oreja.

¿Se va a jubilar cuando le llegue la edad?

Ese mismo día o el día antes.

¿Se ha arrepentido de alguna sentencia que dictó?

No. Pero sí he cambiado de parecer con el curso de los años. En el momento que la tomé estaba convencida de eso y dormí muy tranquila, pero con los años hay criterios que uno cambia.

¿El razonamiento del juez es dinámico?

Sí, porque lo más importante es que esté inserto en la sociedad, que es dinámica. Si no tiene ese valor agregado, el juez se queda apartado de la realidad.

¿Quién ha sido su referente como juez?

La doctora Aída Kemelmajer, quien también es una persona a la que quiero muchísimo. Conmigo ha sido una maestra y me ha dado muchas posibilidades en mi vida.

Ella me enseñó el valor de formar gente y de ser generoso, tanto con lo que uno sabe como con su tiempo, para ayudar a los que vienen más abajo que nosotros.

Si no fuese juez, ¿qué sería?

Cuando tuve que decidir qué estudiar lo único que sabía es que no quería ser profesora de Educación Física ni Dentista. Todo lo demás me gustaba. Me costó mucho elegir.

Hoy si no fuese juez, creo que sería algo relacionado a la economía, sobre todo a la economía sostenible. Me gustan mucho todas las innovaciones respecto de las empresas B.

Que el juez haya pateado la calle, ¿importa o no al momento de sentenciar?

Yo entiendo que sí. Ejercí la profesión 9 años, hice de todo, trabajé para la provincia e independiente. Eso me permite ponerme de los dos lados del mostrador permanentemente y saber qué complicaciones tiene el que está enfrente.

Si yo dicto un proveído tengo que ser un ajedrecista y saber qué impacto tendrá en los abogados de las partes. Porque, a veces, le puedo pateando un problema gravísimo al abogado, del que no va a poder salir y que lo implica directamente a su cliente.

También algunos amigos dicen que es bueno porque me acuerdo cómo se cobraban los honorarios y soy buena al momento de regularlos.

¿Cuánto ganás?

$270.000 de bolsillo. Tenemos unos descuentos infernales.

¿Te gusta el deporte?

No.

¿Practicás alguno?

No.

¿De qué club de fútbol sos hincha?

Mi papá se murió cuando yo era muy chiquita y él era el médico de Gimnasia y Esgrima de Mendoza. O sea que te puedo decir que soy de Gimnasia.
Mi casa familiar es de mujeres, además a mi marido el fútbol no le gustó jamás, entonce no te puedo decir más que eso, desde el afecto

¿Escuchás música?

Sí, ahora invadida por dos chicas jóvenes, así que escucho lo que ellas. También para entender un poco en qué andan.

¿Cantás en la ducha?

Sí, pero no me puede escuchar ni Dios. Canto tan mal que no te imaginás. Cuando mi hija más grande tenía sólo 5 años, me pedía en el auto que por favor no cante. 

¿Qué hacés en tus horas libres?

Leo, me encanta. También me gustan los juegos de la computadora, hago rompe cabezas, y los juegos de mesa con mis hijas, que es un práctica casi diaria en casa.

¿Cuál fue el último libro que leíste?

Siempre tengo 3 o 4 en la mesita de luz, porque leo conforme a mi estado de ánimo, no siempre leo lo mismo. Terminé un libro de Amelie Nothomb, una periodista francesa, se llama "Nostalgia feliz" y lo recomiendo, porque es maravilloso.

¿Cuál es tu mejor serie de Netflix?

Los simuladores. Es retro, pero la he vuelto a ver con mis hijas y la disfruté muchísimo.

Vino: ¿Tinto o blanco?

Tinto.

Fería: ¿Sí o no?

Me consultaron y dije que este año no, no era el momento para tomárnosla, cuando estábamos pasando esta situación horrorosa en país. A pesar de que hemos trabajado todo lo que hemos podido, hemos tenido la justicia un poco cerrada. La pandemia afectó. 

Extra pandemia: ¿Feria sí o no?

La de enero me parece razonable, sino sería más lío darle las vacaciones de diciembre a marzo a todo el personal, en vez de cerrar y hacerlas generales. La de julio entiendo que se podría suprimir.

¿Se debe legalizar el consumo de marihuana?

Creo que sí. Si bien es un tema que no tiene nada que ver con lo que hago ni con el que tengo cotidianeidad, yo estaría a favor. Porque pienso que la no legalización implica, sobre todo en los jóvenes y adolescentes, una "diosificación" de un mundo que no es real.

¿Has probado marihuana?

Sí, hace muchos años. Era muy joven

¿Estás a favor o en contra del aborto?

No sé si te lo puedo responder. ¿Me tocará algo sobre el tema? Estoy a favor de la despenalización del aborto. Me parece que debe ser un tema de conciencia de cada persona que se vea implicada en una situación de esa extrema gravedad.

¿Alguna vez infringiste la ley?

Sí, fue público. Hace unos años, había tomado alcohol en una fiesta y manejando atropellé a unos chicos en la calle San Martín. Gracias a Dios no fue nada.

Desde la función de juez, ¿cuáles son los 3 derechos más importante de un ciudadano?

  1. La libertad, sin dudas. Es el derecho más importante.
  2. La propiedad.
  3. La educación. Un pilar fundamental del sistema.

Podés escuchar el programa completo, haciendo clic acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?