¿Quién es Hugo Sigman? Una historia de éxito argentino

¿Quién es Hugo Sigman? Una historia de éxito argentino

Nuestro columnista, Carlos Burgueño, nos trajo la historia de éxito de Hugo Sigman. Conocela, leyendo esta nota.

MDZ Radio

MDZ Radio

Nuestro especialista económico, Carlos Burgueño, nos trajo una historia de éxito empresarial argentino, en el marco del desarrollo de la vacuna de Oxford y la producción que haremos en Argentina para la región. La vida de Hugo Sigman, el argentino de 76 años que logró esto y hará que el país se garantice un porcentaje de inmunizaciones.  

"La Argentina tiene cosas extraordinarias. Este país, que parece descartable e impredecible, donde sería imposible hacer cosas, tiene algunas cuestiones extraordinarias", expresó el periodista. "Uno es este grupo, el Grupo Insut, propiedad de Hugo Sigman", completó.

Sigiman tiene 76 años y es doctor de Medicina y Psicología, egresado de la la UBA. Después, "estudió en la escuela de Pichon-Rivière y todos los egresados de ahí, cuando vinieron los militares, se tuvieron que exiliar. Otra de las cosas que también tiene la Argentina", reflexionó Burgueño.

Sigman se fue a vivir a España. trabajó en el hospital Policlínico de  Barcelona, donde junto a su esposa, en 1978 fundó un laboratorio de insumos farmacéuticos, grupo Chemo. De este modo, comenzó su vida empresarial. "Después fundó el Grupo Insud, que uno de los laboratorios que tiene es ELEA y produce entre otros: Nopucid, Alernix, Evatest, Milanta, Ratisalil, Hepatalgina, Caladryl, Agarol. Además, medicamentos contra el cáncer", completó Burgueño. 

En febrero, desde Insud inauguraron un laboratorio en Garín (Gran Buenos Aires) y "la inversión se hizo en los peores de 2 años de la economía argentina, que fueron los dos últimos de Macri", explicó Burgueño. "Sin embargo, hay quien apuesta. Sigman invirtió en un laboratorio que se especializa en medicamentos biotecnológicos, oncológicos y autoinmunes", completó el columnista.

Para entender las dimensiones de este laboratorio de Garín, Burgueño aclaró que era uno de los que estaba desarrollando la tecnología para poder fabricar la técnica para que los virus sean expulsados rápidamente por el cuerpo.

Mientras tanto, nuestro columnista nos contextualizó lo que pasaba en el mundo: "Cuando arrancó el coronavirus, el laboratorio AstraZeneca, que ya venía inmerso en este tema, empezó a trabajar con Oxford, que también investigaba sobre el tema. Entonces  AstraZeneca puso el dinero para acelerar las investigaciones y así lograron esta vacuna".

Para hacer la vacuna para todo el mundo, AstraZeneca eligió un fabricante para cada región. En América Latina Seleccionaron este laboratorio de Sigman, porque es el que ya estaba trabajando sobre el tema y porque tiene la capacidad para producir los 250 millones de vacunas que se necesitan.

Burgueño resaltó que "esta historia de Sigman como empresario hay que mencionarla porque uno considera al empresario argentino como el malo de la película. Contar la historia económica de este país es narrar el combate hacia el empresario".

Finalmente, nuestro columnista concluyó en que Sigman, quien tiene una formación de izquierda, "toda la izquierda que pueda tener un empresario, es uno de los 10 empresarios argentinos más importantes y ha metido el gol de su vida".

La columna completa de Burgueño, acá.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?