Estas son las medidas para que no haya revuelta social en Argentina

Estas son las medidas para que no haya revuelta social en Argentina

Hablamos con el titular de la cartera de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, quien nos dijo que él en los barrios no ve grietas, sino ánimo de reconstrucción del país y que, si bien diciembre es un mes de balance, no es el más crítico del año en términos económicos.

MDZ Radio

MDZ Radio

Diciembre siempre es un mes complicado en nuestro país. Los gobiernos en función durante épocas de crisis usan internamente la frase: "Hay que pasar diciembre". Justamente por eso, le preguntamos al ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, cómo ve este fin de año en Argentina, siendo que sólo 1 de cada 4 personas del país viven sin carencias, según el informe de la UCA.

Para Arroyo, si bien hay mucha gente que está angustiada y con dolor, "hay ánimo de reconstrucción, no de conflictos". "En los barrios no hay grieta, hasta hace un mes y medio todos estaban viendo el tema alimentario, desde el cura hasta los vecinos. Hoy  le están buscando la vuelta al trabajo", señaló. Por esto aseguró que a pesar del "dolor, la dificultad y que a la gente que se le ha desacomodado la vida, la sociedad argentina es muy sana".

De todos modos, el titular de la cartera dijo que el Gobierno también ha tomado medidas para que reine mayor paz social, por ejemplo, "duplicamos el monto de la tarjeta alimentaria y hemos generado un bono para las personas que tienen el programa Potenciar Trabajo". Además, "quienes cobran asignación universal por hijo están recibiendo un plus en diciembre y llegarán a un poquito más de $6.000 por hijo, el promedio de las familias es de 2 hijos, o sea que van a recibir la mayoría $12.000".

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social

Por otro lado, Arroyo también señaló que "hemos reforzado lo que tiene que ver con comedores y merenderos. Este mes de diciembre el apoyo social es de 63.000 millones de pesos, que significa el triple de lo que habitualmente se da en términos de acompañamiento".

Para el titular de Desarrollo Social, "diciembre siempre es un mes de balance, de mirarse en el espejo". "Sin dudas este ha sido un año de angustia, con mucha gente que verdaderamente la ha pasado muy mal. Pero a mi desde siempre me parece que el mes más duro para las familias es marzo, porque en el verano bajan las changas y en marzo comienzan las clases y los gastos que estas implican".

Finalmente, sobre la suspensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), Arroyo dijo que si bien "incluyó a 9 millones de personas, una parte sí recuperó el trabajo porque el movimiento económico es mayor claramente. Otra parte no, que son básicamente jóvenes y personas con mucha dificultad de trabajo". Justamente para ellos "el Estado no se retira, está acompañando en los programas de trabajo y en los programas de jóvenes". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?