El dueño de Grita Silencio reveló el insólito motivo por el que cerró

El dueño de Grita Silencio reveló el insólito motivo por el que cerró

Hablamos con Luis "Lucho" Casais, dueño de Grita Silencio, Suburbia y 23 Ríos. Dos de esos locales ya tuvo que cerrarlos y reveló con qué "lo mataron".

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa No Tan Millennials hablamos con Luis Casais, dueño de los boliches Grita Silencio y Suburbia. Uno de los locales, quizás el más popular de los últimos tiempos, ya cerró y el de Rodríguez Peña dejará de funcionar en un par de semanas. Contó su visión del sector y de la crisis que afrontan.

Casais aseguró en el aire que tanto en Grita Silencio como en Suburbia tenían habilitación para funcionar como restaurante, por lo cual, tras la cuarentena estricta pudieron volver a abrir reconvertidos. Sin embargo, ninguno de los dos sobrevivió a la crisis. 

"En Grita lo que me pasó es que teníamos capacidad para 80 personas y me pusieron 5 móviles policiales para hacer control de alcoholemia. Entonces, me mataron", contó el reconocido empresario. "Si vienen menos de 100 no necesito un operativo en la puerta de 5 móviles, porque ya no vienen 1.500 personas. Yo no veo nunca que haya esa cantidad de patrulleros en Don Mario ni en ningunos de esos restaurantes de Palmares", insistió.

Grita Silencio reconvertido en bar. Ph: Guadalupe Vilar

En ese mismo sentido dijo que "la gente tampoco tiene tanto dinero, por lo que no se va a un bar y se toma 50 tragos. Estoy de acuerdo con la prevención, pero una cosa es eso y otra es que nos traten como si fuésemos expresidiarios". 

Además, ya en referencia en ambos locales, aseguró que la decisión de cierre se debe a que "el boliche tiene una estructura que no se puede mantener con la asistencia de 100 personas por día que quieren ir de 21 a 23 hs". 

¿Es necesario extender el horario de los bares?

Al contrario de lo que plantean la mayoría de los referentes de su sector, Casais se mostró en contra de extender el cierre más allá de las 23 horas. Dijo que, desde su punto de vista, el error fue ampliar el horario de comercio hasta las 21 hs.

"Para mi estaba bárbaro el comercio hasta las 18. Después que la gente salga a distenderse, como sucede en todas partes del mundo. Yo veo que después de las 23 hs se va a armar lío y peor es, porque no se van a poder hacer los controles", aseguró.

En este enlace, la entrevista completa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?