¿Cuánto ganás? Salarios argentinos dan cifras alarmantes

¿Cuánto ganás? Salarios argentinos dan cifras alarmantes

Un estudio reciente reveló que aun aquellos que cuentan con un trabajo formal están sólo un 6% por arriba de la línea de pobreza. Aunque la cantidad de personas desempleadas es alto, se prevé que cuando termine este año podría llegar casi al 30%. Un especialista analiza cómo llegamos a esto.

Victoria Chales

Victoria Chales

El INDEC (Instituto de Estadísticas y Censos) estableció que en el mes de octubre el valor de la Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo alcanzó los $50 mil. A este dato, se le suma un estudio realizado por la consultora IDESA que establece que la mitad de los asalariados están por debajo de la línea de pobreza. Esto quiere decir que aún aquellas personas que tienen un trabajo formal no consiguen cubrir sus necesidades. El deterioro del poder adquisitivo de los salarios formales tiene connotaciones gravísimas, ya que dejaría de ser válida la afirmación de que la salida de los planes sociales son los empleos formales pues no son garantía.

Desde MDZ Radio dialogamos con Jorge Colina, economista y presidente de la consultora IDESA para establecer algunas precisiones.

En los datos que ofrece el Ministerio de Trabajo de la Nación, el empleo formal privado está recibiendo una remuneración inferior a los 50 mil pesos. Lo que es aún más grave, es que a diferencia de otros tiempos, el tener un trabajo "en blanco" no garantiza que luego se acceda a una jubilación que no sea de pobreza. "Desde el 2004 al 2012 cuando la Argentina creció mucho por efectos de la bonanza internacional. En el 2012 el salario medio del mercado formal llegaba a ser casi el doble de los ingresos que marcaba la línea de pobreza. Luego el país se estanca. Se terminaron los vientos favorables -explica Colina- y la Argentina no hizo nada". El economista señala que cayó "la inversión privada en empresas, la educación como inversión en capital humano y eso significó una fuerte caída de la productividad. Es decir la cantidad de bienes y servicios que produce cada persona".

En el año 2000 la mediana del salario privado registrado era de $ 43 mil, mientras que la línea de pobreza para una familia tipo era de $37 mil a precios actuales. En Agosto del 2020 la mediana del salario privado registrado es de $48 mil, mientras que la línea de pobreza para una familia tipo es $45 mil.  Esto significa que mientras que en el año 2000 la mediana del salario era un 15% superior a la línea de pobreza, en el año 2020 pasó a ser apenas 6% superior. Estos datos muestran un fuerte deterioro de la capacidad adquisitiva del salario en el sector formal. El fenómeno tiene asociado una profunda degradación social ya que implica que, aun para los trabajadores que consiguen un empleo en una empresa formal, es elevada la probabilidad de que sus remuneraciones no sean suficientes para superar la línea de pobreza.

Jorge Colina argumenta que para que el salario recupere capacidad de compra, se precisa de un "cambio en las instituciones" tanto en lo legislativo como lo cultural. "En este país el empresario que gana mucho dinero está muy mal visto. Se vuelca todo el Estado para sacarle el dinero. Se lo penaliza con impuestos como el de las grandes fortunas". La única manera genuina de aumentar salarios reales y reducir la pobreza es elevando la productividad. Para lograr este objetivo es fundamental generar un contexto que incentive la inversión privada y un compromiso firme del sector público - argumentan desde IDESA- para priorizar la inversión en infraestructura y fundamentalmente en capital humano y educación de la gente. Esto requiere, como paso fundamental, una reforma integral y profunda del Estado.

En cuanto al desempleo, el director de IDESA detalló que durante la pandemia las personas que perdieron su trabajo no salieron a buscarlo. En parte por las propias condiciones de la cuarentena, pero también porque se encontraron "desalentados". "La tasa de desempleo durante este tiempo -según la consultora- dio 13% que es bastante baja. Pero si las personas se hubieran puesto a buscar, el número hubiera crecido a un 29%". En la segunda mitad del 2020 "vamos a ver que la gente salió a buscar trabajo y eso va a redundar en que aumenta la informalidad y también la tasa de desempleo".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?