Leandro Santoro: "Todos los frentes albergan miradas distintas"

Leandro Santoro: "Todos los frentes albergan miradas distintas"

El voto de Argentina frente a la ONU sobre Venezuela abrió una vez más la discusión política. Sin embargo, esta vez son las internas de la coalición gobernante. Leandro Santoro, diputado porteño explica por qué las diferencias existen, pero no debieran ser central en la agenda de ningún político.

Victoria Chales

Victoria Chales

Después del voto argentino frente a la ONU sobre Venezuela, parecen haberse profundizado las diferentes posiciones al interior de la coalición gobernante.

Desde MDZ Radio hablamos con el diputado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de Todos, Leandro Santoro.

El legislador de origen radical reconoce que su posición hubiese estado más cercana a la de la abstención, ya que "como yrigoyenista cree en la autodeterminación de los pueblos". Sin embargo, al tratarse de una figura tan respetable como la de Michelle Bachelet no se puede dudar de su imparcialidad. De manera que con el prestigio mundial que le ha valido a la ex presidenta chilena su militancia histórica por los derechos humanos, es imposible obviar las innumerables violaciones que componen su informe sobre Venezuela. Es desde allí que entiende la posición de cancillería argentina.

Por otra parte, señala que existe como una doble vara de parte de la comunidad internacional. Existen violaciones a los derechos humanos de forma sistemática en otros países de la región y del mundo, y sin embargo no se los interpela. El legislador porteño apunta contra China al decir que se trata de una democracia al menos cuestionable, de partido único dónde también se han notificado situaciones de suma gravedad, pero la comunidad internacional lo tolera.

"En ese contexto con todo tan revuelto, entendemos que la posición debería haber sido una abstención. Pero entiendo la posición de la cancillería argentina por el respeto a la figura de Bachelet".

Dentro de las personas más cercanas al oficialismo se escucharon voces condenatorias sobre el voto de Argentina sobre Venezuela. Dirigentes como Hebe de Bonafini o Luis D´ Elía apuntaron fuerte contra el gobierno. Incluso Alicia Castro, quien fuera embajadora argentina en Venezuela durante los dos primeros mandatos kirchneristas y actualmente por asumir como embajadora en Rusia, presentó su renuncia por este hecho.

"No se puede reducir la política de DDHH de este gobierno en un solo hecho. Es de un reduccionismo injusto". Leandro Santoro recordó que Alberto Fernández también le dio asilo político al presidente Evo Morales y ha condenado indiscriminadamente a las violaciones de los DDHH en cualquier país del continente.

Además, Santoro intentó contextualizar el momento en el que se deciden encender discusiones políticas como estas que no le importan demasiado a la gente común.

 "Argentina está en un proceso muy complejo donde hay muchos intereses que están en juego. Hay una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), una crisis económica y financiera mundial que nos arrastra y de mucha tensión social. Yo soy de los que creen que en este momento lo más conveniente para la Argentina es evitar los conflictos y ocuparnos de los temas que verdaderamente preocupan a la gente en su vida cotidiana".

El legislador porteño cree que la existencia de diferencias al interior de una coalición no es un tema del Frente de todos. Difícilmente encontremos unanimidad en los frentes que gobiernan la región latinoamericana. "El bipartidismo que supo organizarla, ya no existe. Hablamos de bifrentismo. Y hacia adentro de cada uno de ellos, tanto los que gobiernan como los que están en oposición hay distintas miradas". En Argentina sucede lo mismo. Durante el gobierno de Mauricio Macri también hubo diferencias al interior de Juntos por el cambio, "donde Lilita Carrió estaba en desacuerdo algunas veces", o también "dónde los radicales no terminaban de sentirse representados". Incluso al interior del propio PRO, no es lo mismo la mirada de Horacio Rodríguez Larreta que de Patricia Bullrich, puntualiza Santoro.

Santoro reconoce que la política es "conflicto y consenso", por eso llama a que se minimicen los primeros para poder ocuparse de los temas importantes para las personas. En un llamado a cambiar de agenda para dejar de lado discusiones que los enfrentan y tomar como propios los problemas de la "gente concreta".

 Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?