Detalles del "Plan Guzmán" con el que el Gobierno se juega su futuro

Detalles del "Plan Guzmán" con el que el Gobierno se juega su futuro

Esta semana y la primera de noviembre serán claves para que se cumplan los plazos del plan que tiene el ministro de economía para dominar el mercado cambiario. Si lo logra, se asegura una estabilidad que la sociedad reclama desde las últimas medidas que implementó el Banco Central

MDZ Radio

MDZ Radio

Nuestro columnista, el periodista y economista Carlos Burgueño nos dio detalles sobre el "Plan Guzmán", con el que el ministro busca dominar el mercado cambiario. Se trata de dos medidas que serán la clave del futuro y de sus políticas económicas.

"La última semana de octubre y la primera de noviembre el Gobierno se juega su futuro", sentenció Burgueño. "Desde hoy, habrá operaciones de dólar liqui para absorber la mayor cantidad posible de pesos que hay dando vuelta", dijo el especialista, mientras que la semana que viene se concreta la famosa licitación de los 750 millones de dólares.

Entre las dos operaciones, Martín Guzmán apuesta a dominar el mercado cambiario, sobre todo el contado con liqui. "Si reduce a menos del 100 % la brecha, el ministro va a tener una carta de triunfo y un cheque para durar por lo menos hasta el primer trimestre del año que viene, porque va a demostrar que tiene herramientas".

Si esto se cumple habrá que esperar a la liquidación sojera y otra medida que está pensando el Gobierno, que según Burgueño es las más importantes de todas: "el presupuesto del año que viene tiene un déficit fiscal de 4.5%, que será financiado un 40% por colocación de deuda y un 60% por emisión, esto último es una bomba de tiempo y Guzmán lo entendió". Por lo que ha preparado una mega operación para el 2021 que reduzca ese porcentaje al 30% o menos.

Burgueño: "El Plan Guzmán es la clave para que el Gobierno domine el mercado cambiario y baje la brecha, que idealmente debería estar en el 50%, pero un 100% ya es un logro"

Guzmán "armó una especie de fideicomiso de organismos financieros internacionales, más el swap chino, más otros dólares que pueden ser convertidos durante todo el año que viene a pesos, siempre y cuando la proyección se mantenga en 4.5%", explicó Burgueño, quien aclaró que "es solamente para cubrir el déficit fiscal, no para ser usado en otra cosa, como por ejemplo en obra pública".

Esto lo deben avalar Alberto Fernández y Cristina Kirchner y sólo debe tener como destino el déficit fiscal, porque sino habrá problemas, dado que no es normal que organismos financieros internacionales se dediquen a esto. En general, lo hace el FMI para ayudar a un país a llegar a un punto de equilibrio, pero a cambio de políticas fiscales duras. 

"No sería mucho dinero el que necesita Argentina, el problema es la tentación de usarlo para política cambiaria. El mismo intríngulis que tuve Macri con le préstamos del Fondo y que después terminó usándolo y no sirvió para nada", concluyó Burgueño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?