Un empresario dice que "acá no contratás un empleado, lo adoptás"

Un empresario dice que "acá no contratás un empleado, lo adoptás"

Hablamos con un empresario porteño que invirtió en Argentina dinero que había ganado en Estados Unidos, hoy se pregunta si vale la pena. Sumamos a un economista, quien aseguró que hay que abolir la industria del juicio.

MDZ Radio

MDZ Radio

En el programa No Tan Millennials entrevistamos al emprendedor Norberto Loizeau, para charlar sobre su historia como empresario que apostó a Argentina y la sensación que tiene hoy. En lugar de haber invertido su dinero hubiese sido más productivo para su patrimonio mantener los ahorros dolarizados

Loizeau vino de Estados Unidos a finales de 2018 con U$$200.000. Cambió ese monto a pesos en enero de 2019 e invirtió en un restaurante temático de cine. Negocio que trabajó junto a su hijo de 21 años en la capital porteña. Les iba muy bien hasta la cuarentena, cuando debieron cerrar temporalmente, situación que aún se mantiene.

Continúa pagándole a sus 25 empleados, y, además, reflexiona que "si me hubiese quedado con esos dólares en EEUU hoy hubiese tenido 40 millones de pesos. Para ganar eso yo necesito ahora 10 años".

Todo esto sin contar los juicios laborales que ha tenido que afrontar, "yo siempre digo que en Argentina no contratás un empleado, lo adoptás". "Tenemos ejemplos de personas que han trabajado no más de 40 días y al ser despedidas han iniciado demandas por $600.000. Llega un punto en el que te preguntás si vale la pena", comentó.

Sumamos a la charla al economista Gustavo Lazzari, quien dijo que en el país hoy hay una gran industria del juicio, la cual  "está protagonizada por abogados laboralistas de bajos escrúpulos y fundamentalmente por legisladores que están asociados a este negocio, porque son los que hacen las leyes para que haya juicios, no para que haya justicia".

En ese mismo sentido, Lazzari dijo que "hicieron una hiper tutela que perjudica a los trabajadores" e invitó a hacer una suerte de alianza, incluso con los sindicatos, "porque hoy la CGT tiene menos afiliados que la hinchada de Racing, para que te des una idea". 

Loizeau coincidió con Lazzari: "La industria del juicio es enorme y detrás de ella hay muchos intereses creados, que hacen que una persona antes de contratar a otra lo piense mil veces. Eso termina perjudicando justamente a los empleados y a los sindicatos". "Es como un boomerang que se debe solucionar", concluyó.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?