4 castillos ocultos con historias increíbles en Buenos Aires para "turistear" sin salir del país

4 castillos ocultos con historias increíbles en Buenos Aires para "turistear" sin salir del país

Estas maravillosas construcciones son estilo europeo y tienen grandes historias. Se pueden disfrutar como día de campo o pasar allí varios días allí.

MDZ Trip

Buenos Aires es una provincia maravillosa y pocos de sus residentes conocen los lugares ocultos que ofrece. Algunos de ellos son castillos con una arquitectura increíble que se pueden disfrutar como día de campo o pasar allí varios días para disfrutar del mejor turismo sin viajar demasiado.

No hay que sacar un pasaje a Europa para viajar al pasado y ver los grandes diseños donde vivieron reyes, aristócratas o grandes personalidades. A pocos kilómetros de la Ciudad se pueden describir los grandes secretos que esconde Buenos Aires.

Castillo Buenos Aires
Foto: Web La Candelaria

Castillo La Candelaria, en Lobos

Este castillo fue construido a fines del siglo XIX y un regalo de Don Orestes Piñeiro a su esposa Candelaria Mármol, motivo de su nombre. El lugar aún mantiene los muebles que fueron traídos de Italia, Inglaterra y Francia, y para su construcción también importaron todos los materiales de Europa.

Hoy lleva el nombre de Estancia La Candelaria y ofrece una variedad de servicios sin perder su esencia. Entre las habitaciones se puede elegir sector colonial o sector castillo para que cada uno de sus huéspedes encuentren su estilo. Tiene tres restaurantes llamados "El Privé", que ofrece un menú por pasos con cocina de autor; "5º Chukker",  tiene un estilo country chic cálido; y "La Caballeriza Bar", que ofrece picadas y tragos.

Entre las actividades que se pueden hacer allí se encuentran: jugar al fútbol, tenis y vóley; caminar por el parque; clases de polo; usar la piscina; juegos de mesa; utilizar las bicicletas; wellness; y un tour botánico. También tiene un salón para eventos para aquellos que quieran casarse o festejar su cumpleaños.

Ubicación: La Candelaria se encuentra en la Ruta Nº 205 Km 114,5, Lobos, Buenos Aires.

Castillo Buenos Aires
Foto: Web La Candelaria
castillo Buenos Aires
Foto: Web La Candelaria

Castillo La Raquel, en Castelli

El Castillo La Raquel fue una de las propiedades de Felicitas Guerrero, una adinerada dama porteña, considerada en su época como la "mujer más bella de Argentina". Pero su historia terminó en una tragedia: su prometido le disparó por la espalda cuando estaban discutiendo en el castillo cuando ella tenía 25 años.

La propiedad se destaca por su color salmón y tiene un estilo francés. Felicitas lo recibió como parte de la herencia familiar de sus padres, el vasco Carlos José Guerrero, y de la dama porteña Felicitas Cueto y Montes de Oca.

La propiedad fue construida en 1894 aunque su torre se terminó unos años más tarde y  cuenta con 80 hectáreas, 40 de ellas parquizadas por el paisajista danés Forkel. Actualmente, la Estancia La Raquel que se puede visitar de día y tiene diversas actividades.

Ubicación: La Raquel se encuentra en la Ruta Nº 2, km 168, Castelli, Buenos Aires.

castillo Buenos Aires
Foto: Web La Raquel
Castillo Buenos Aires
Foto: Web La Candelaria

Castillo Obligado, en Ramallo

El Castillo Obligado fue mandado a construir en las cimas de las barrancas del río Paraná por el poeta Rafael Obligado en honor a su esposa Isabel Gómez Langenheim, una amante de las novelas. Tiene el estilo de un castillo típico europeo de tres pisos con ventanales ojivales, 24 habitaciones, seis baños y un gran hall preside la entrada, con tres juegos de escaleras hacia lo alto.

La estancia El Castillo pertenece en la actualidad a la familia Obligado, descendientes directos del poeta y no se puede acceder sin autorización porque es propiedad privada. 

Una leyenda de 1930 cuenta que allí vive "Toto", un fantasma que hace desaparecer objetos o que cierra puertas para luego abrirlas misteriosamente.

Castillo Buenos Aires
Foto: Wikipedia
castillo Buenos Aires
Foto: Pinterest Susana Guruciaga

Castillo San Francisco, en Egaña

El Castillo de San Francisco fue construido en 1918 por pedido del prócer Díaz Vélez y también resultó una tragedia: el día de su inauguración se realizó una fiesta, pero el propietario no asistió porque murió horas antes de un infarto. Fue una de las más grandes y lujosas mansiones rurales de la época con 77 ambientes, 14 baños, 2 cocinas, galerías, patios, taller de carpintería, terraza, mirador y balcones.

Años más tarde, el edificio fue abandonado y saqueado y hoy solo son paredes con 70 habitaciones. En su interior solo se encuentran grafitis y los vecinos dan visitas guiadas todos los domingos por 50 pesos.

castillo Buenos Aires
Foto: Wikipedia



Ubicación: el Castillo San Francisco se encuentra en las cercanías de la Estación Egaña, en el Partido de Rauch.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?