Mira las escalofriantes imágenes de una prisión abandonada en París

Mira las escalofriantes imágenes de una prisión abandonada en París

Fue construida en 1855 en la ciudad romana de Autun. Sorprende el buen estado en el que se encuentra.

MDZ Trip

Esta prisión abandonada fue construida en 1855 en la ciudad romana de Autun, en la región de Borgoña de Francia. El fotógrafo Romain Veillon, aficionado a fotografiar lugares abandonados, ha conseguido retratar su belleza decadente en una serie de fotografías.

La construcción de la prisión de Autun estuvo a cargo del arquitecto André Berthier. Fue una de las primeras en adoptar el sistema de aislamiento, aunque los problemas de hacinamiento que se vivían en las cárceles de la época no permitieron que funcionaran tal y como se habían pensado.

cárcel fotografía Francia
Foto: Romain Veillon

También fue pensada bajo el sistema panóptico, que permitía a los carceleros observar desde lo alto de la torre a los prisioneros sin ser vistos. La prisión estaba dividida en 50 celdas que se repartían en tres niveles, cada una de ellas con 4 metros de profundidad, 2 metros de ancho por 3 metros de largo.

cárcel fotografía francia
Foto: Romain Veillon

En 1956 la prisión fue vendida como almacenaje, y posteriormente abandonada. En 1975 pasó a estar registrada como monumento histórico y en 2003 como propiedad de la ciudad, que piensa convertirla en museo aunque aún no hay datos sobre esto. 

Romain asegura que no no era una prisión grande. “Las celdas estaban ubicadas en el primer y segundo piso, y en la planta baja se encontraban las habitaciones de los guardias, la enfermería, el almacén y la sala. Era como una habitación grande”. Era una cárcel para 30 presos, sin embargo hubo un momento en el que se encontraban más de 96 personas al mismo tiempo, por ello el edificio fracaso y termino siendo abandonado.

Veillon cuenta a Traveler.es cómo fue que llegó hasta este histórico lugar. “Encontré esta prisión viendo viejos reportajes sobre el sistema carcelario en Francia. Uno de estos reportajes fue sobre la prisión de Autun”.

En su visita a la prisión, una de las cosas que más le sorprendieron fue ver el buen estado en el que se encuentra. “Puedes ver que los baños todavía están en cada celda; y en la pared se pueden encontrar muchos grafitis de presos (juegos, dibujos o incluso un calendario cruzado). Es muy fácil imaginar lo que debe haber sido estar encarcelado allí”, expresó el fotógrafo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?