La maestra mendocina que viaja por Latinoamérica en su “escuela con ruedas”,¡Conocela!

La maestra mendocina que viaja por Latinoamérica en su “escuela con ruedas”,¡Conocela!

Mayi Rizzo emprendió su aventura a bordo de una camioneta Kangoo en 2015. Con su proyecto "Viajando por la Educación" ya ha recorrido más de 9 países.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Mayi Rizzo (39) es maestra jardinera, de Mendoza y decidió lanzarse a la aventura y animarse a educar sobre ruedas por Latinoamérica. Ya lleva 80.000 kilómetros recorridos con el auto y piensa sumar muchos más.

Su proyecto se llama Viajando por la Educación, es un proyecto que visita, conoce y filma escuelas infantiles con educación alternativa. El objetivo es realizar un documental con las experiencias registradas, muchas de las cuales las comparte en su cuenta de Facebook la cual lleva el mismo nombre de su proyecto.

Esta docente viajera forma parte del grupo de educadoras "Red Cuna". Un espacio de encuentro donde investigan las mejores condiciones para la crianza, trabajando desde la mirada de la Atención Temprana del Desarrollo Infantil y teniendo conciencia social. Con ellas comenzó a  hacer un largo trabajo personal para poder descolonizar su cuerpo, su crianza y su formación, lo que la llevó a transformar su pensamiento y su mirada hacia la niñez y la educación.

“Estoy viajando desde el 2015 por nuestra América, viajo sola manejando mi casa auto, una Kangoo Renault que modifique para poder vivir ahí”, cuenta Mayi quien nos invita a recorrer su hogar describiendo en detalles cómo fue diseñado y modificado, “tiene un sillón que se hace cama, debajo es un baúl para guardar los elementos de cocina, de higiene, ropa, y los equipos de trabajo para filmar las escuelas que visito, además guardo materiales de las artesanías, tengo una biblioteca, en el techo hay un portaequipaje donde guardo una garrafa, silla y mesa plegable”.

¿Todo eso en una Kangoo?, ¡Sí!, Mayi supo ingeniárselas muy bien para seguir adelante con su proyecto.

Su aventura comenzó en Mendoza (Argentina), cuenta: “no proyecté los detalles del viaje, fue rápida la decisión y el partir, ni sabía cómo iba a ser viajar sola por Latinoamérica”. Luego pasó por Córdoba y La Plata. Cruzó las fronteras y continuó su viaje por Uruguay, para luego seguir por Brasil, Venezuela, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica. 

Los motivos para concretar su viaje fueron muchos, “los que más me marcaron fue la necesidad de aprender, de forma vivencial, maneras educativas respetuosas de acompañar el desarrollo de la niñez. Y también la posibilidad de ampliar mi forma de ver y entender nuestra América y el mundo”, comparte.

Seguro muchos se preguntarán cómo hace para pagar su viaje, “el viaje lo estoy haciendo de forma autogestiva. Voy trabajando en el camino para pagar la nafta y comida”, explica y enumera algunas de las actividades que ha realizado en los destinos en los que estuvo “proyecto películas, hago artesanías, fotos, hago de taxi, etc”.

A fines de 2019 Mayi regresó a Mendoza con mil historias para compartir con su familia y amigas y para recargar energías para continuar su viaje. Esa pausa resultó ser más larga de lo que imaginaba, la pandemia por COVID-19 y su consiguiente cierre de fronteras hicieron que la maestra tuviera que reprogramar su reencuentro con su “casa con ruedas” en Panamá. 

“Ha sido una pausa necesaria después de la aventura movida de estar viajando”, cuenta Mayi y agrega “aprendí el autocuidado, alimentándome de forma sana, manteniendo el cuerpo en movimiento, haciendo yoga, caminatas, bicicleta y cuando estaban abiertos los clubes, básquet”. “En definitiva ha sido un viaje interno, de autoconocimiento”.

Mientras tanto la viajera mantiene la comunicación con las compañeras de la Red Cuna a través de encuentros virtuales y espera volver a encontrarse con los niños y las diferentes culturas de cada país que la recibe. Mayi ya tiene pasajes para diciembre, mes en el que emprenderá nuevamente el viaje hacia Panamá para luego continuar su camino hacia El Salvador, Honduras, Guatemala y México. Así, la maestra viajera continuará escribiendo esta maravillosa historia de viajes, aventura y pasión por la educación.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?