Por qué volar está a pasos de ser más caro

Por qué volar está a pasos de ser más caro

Desde diversas Universidades de EEUU los vuelos de bajo costo y las tarifas reducidas dejarán de existir al menos por un largo tiempo. El distanciamiento social es una de las razones.

MDZ Trip

Pareciera ser que el COVID-19, entre los tantos impactos que está dejando, vino a destruir el modelo de las aerolíneas de bajo costo, las tarifas reducidas y por ende, los vuelos baratos, según han analizado desde disversas Universidades de Estados Unidos.

La industria de las aerolíneas está pasando por el peor momento de su historia, cada vez más empresas declarándose en quiebra. Además, los expertos predicen que las nuevas y costosas medidas de seguridad conducirán a la desaparición de las aerolíneas pequeñas y a un salto significativo en los precios de los boletos.

Menos asientos en los vuelos, tiempos de embarque más largos, reconfiguración de los aeropuertos para el distanciamiento social.

Ambarish Chandra, un experto en la industria de las aerolíneas de la Escuela de Administración Rotman de la Universidad de Toronto dice “pero si tuviera que hacer una predicción, diría que volar se volverá mucho más costoso, habrá muchas menos opciones y, por lo tanto, tendrías que ser un afortunado y tener una muy buena razón (y dinero) para volar para poder justificarse “.

La estrategia que hizo que el vuelo fuera accesible para las masas fue simple: meter a la mayor cantidad de personas posible en un avión y lograr que ese avión regrese de la misma manera en el menor tiempo, el distanciamiento social pondrá fin a eso, dice Chandra. Y eso significa muchos menos pasajeros en aviones que además necesitarán desinfectarse durante horas antes de volver a cargarlos.

Chandra cree que el primer sector de la industria de las aerolíneas que sufrirá será el de las compañías low cost, "es difícil imaginar cómo van a competir las aerolíneas más pequeñas, al eliminar los asientos también eliminaría cualquier beneficio potencial que las compañías de low cost podrían esperar".

“El costo de viajar va a subir, eso es un hecho”, dice Frederic Dimanche, director de la Escuela de Hospitalidad y Turismo de Ted Rogers en la Universidad de Ryerson. La cantidad de asientos en aviones comerciales podría caer al 50 o 60 por ciento de las configuraciones actuales, dice Dimanche, y las aerolíneas tendrán que aumentar los precios para que los vuelos sean viables.

Dimanche dice que el riesgo de infección, los protocolos de seguridad y los embarques más largos desalentarán la mayoría de los viajes de negocios,“el rápido viaje de negocios de un día o el viaje de ida y vuelta de un lugar a otro está muerto”, dice y agrega “no es probable que las personas estén dispuestas a pasar tanto tiempo en el aeropuerto y en el avión, sólo para una reunión que descubrieron en los últimos dos meses que pueden hacer por Skype o Zoom o Microsoft Teams”.

Las personas reorganizarán sus prioridades en términos de tipo de viaje, destinos y presupuesto. Eso podría significar que más personas saldrán a la ruta, regresarán a campamentos familiares o conducirán a paisajes cercanos para sus viajes de placer. Vamos a volver a los viajes del pasado.

 

Fuente: The Star
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?