Cómo superar una ruptura amorosa

Cómo superar una ruptura amorosa

En esta nota, Noelia Centeno, licenciada en psicología (1570), nos dará herramientas para superar una ruptura amorosa. Quédate en esta nota si estas pasando por esta situación para poder obtener tips.

Brunela Villarroya

Brunela Villarroya

En esta nota, Noelia Centeno nos dará herramientas para saber cómo superar una ruptura amorosa. Noelia es licenciada en psicología (MAT 1570) y autora de los libros “Relaciones en terapia intensiva”, “Corazón roto” y “Auto amor”.

Noelia Centeno, psicóloga especialista en terapias vinculares. Foto: Noelia Centeno.

“Lo primero que tenemos que saber es que una ruptura amorosa es una relación que se termina. Lo mejor que podemos hacer es salir de esa historia, aunque no hayamos querido que se termine, y tratar de hacerlo siempre lo más digno y triunfantes. Porque como todo lo que se termina, duele, y todo lo que genera dolor a veces nos cuesta asumirlo, sobre todo el dolor de una pérdida. Eso es una ruptura amorosa”, explicó Noelia. 

“Cuando uno cuando termina una relación, recorre un camino por diferentes etapas, entra al duelo de una forma y sale de otra, más fortalecido y reconstruido”.

El duelo amoroso tiene diferentes etapas. Primero uno va a estar shockeado, no lo va a poder creer. Después va a empezar a extrañar mucho. Luego, cuando empiece a aparecer el dolor, lo más probable es que uno empiece a sentirse enojado. Una vez que empiece a sentirse más ansioso, lo más probable, es que empiece a tener conductas para querer volver con el otro. Hay momentos que uno va a sentirse muy triste y otros que comienza a sentirse mejor. 

“Cuando uno puede asumir que el otro no va a volver o que yo no voy a volver, empieza un proceso que es de aprender a perdonarme a mí mismo, entender por qué no funcionó y después volver a empezar”, agregó.

Herramientas para volver a empezar de forma sana:

  1.  Bloquear al otro de las redes, si es que las tiene. Si es necesario, avisarle al otro que lo hacés porque te hace mal.
  2.  Tratar de no hablar del otro, mientras más hable más vivo lo tengo.
  3. Si siento que hablo mal del otro, que estoy muy enojada, intentar entender que es un proceso y que lo que me enoja es no estar más en esa relación. El otro es como es.
  4. Tratar de no buscar información a través de sus amigos ni de sus familiares.
  5. Respetar el espacio del otro.
  6.  El contacto cero siempre funciona.
  7.  No buscar cualquier excusa para verlo. “Ojos que no ven, corazón que no siente”.

“Todo lo que nos hace sentir indignos, evitemos hacerlo porque son cosas que vienen más por no soportar el dolor, que con vos mismo y tu proceso de salir adelante".

¡Muchas gracias Noelia por compartir tu conocimiento y por tu buena onda!

Haz click aquí para contactarte con Noelia o para acceder a su contenido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?