Autosatisfacción: ¿por qué es una práctica tan saludable?

Autosatisfacción: ¿por qué es una práctica tan saludable?

En tiempos de aislamiento social, preventivo y obligatorio en los que muchas personas se encuentran solas o alejadas de su pareja, la masturbación ha sido recomendada por el gobierno como una práctica segura para continuar obteniendo placer.

MDZ Femme

Francesca Gnecchi (@alasparatusexualidad)Periodista Diplomada en Sexualidad y Directora de Erotique Pink, recomienda continuar con esta práctica a lo largo de toda la vida ya que además de brindar disfrute ofrece múltiples beneficios a nivel personal y en pareja: 

1. Autodescubrimiento: A través de ella las personas pueden descubrirse, empezar a tener conocimiento de la respuesta ante determinados estímulos y saber cuáles son las prácticas, poses y partes del cuerpo que les dan placer en forma solitaria. Luego, estas experiencias pueden ser transmitidas a la pareja para favorecer los encuentros.

2. Autoplacer: la autoestimulación es un momento de intimidad con uno mismo que permite satisfacer los deseos y las fantasías propias y brindarle placer al cuerpo y a la mente. 

3. Remedio casero: al no conocerse ni permitirse la liberación, algunas personas pueden padecer ciertas disfunciones como la falta de deseo, inconvenientes para llegar al orgasmo, dolores o dificultad para excitarse durante el acto. Estos casos pueden llegar a ser tratados con ejercicios, recomendados también para ayudar a aliviar la ansiedad, el estrés, la falta de sueño y algunos dolores corporales. 

4. Auto-experiencias: si se desea probar una nueva práctica, experimentarla primero solo, con vos mismo, es una buena opción para obtener una primera impresión, solventar inquietudes y evitar presiones que podrían llegar a generarse durante el acto con el otro. 

5. Cita con uno mismo: puede ser vivida como un momento de relajación para conectarte con vos. Se trata de preparar el ambiente ideal - acompañarlo con aromas, velas, un trago, una peli, la comida favorita o lo que más guste - para disfrutar, tomarse el tiempo de mimarse no solo las zonas erógenas sino todo el cuerpo y también la mente. 

6. Autosatisfacción: recurrir a la autosatisfacción puede ser de ayuda en las épocas en que los niveles de deseo o de la líbido de uno no coinciden con los de la pareja. En estos momentos, se convierte en la aliada ideal para disfrutar sin presionar al otro. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?