¿Cómo usar el aceite de neem para el acné?

¿Cómo usar el aceite de neem para el acné?

Originario de la India este aceite es efectivo contra el acné y la deshidratación

MDZ Femme

MDZ Femme

De incontables beneficios, el aceite de neem es de uso milenario. En la antigüedad se empleaba hidratar y reparar la piel, por ser el aceite más potente de todos a tal fin. Además es un piojicida natural.
 

Fuente. Vanitis.ElConfidencial

Las propiedades del aceite de neem

El aceite de neem proviene de las semillas del árbol de neem, una planta tropical originaria de India. Todo el árbol posee propiedades curativas, desde su corteza hasta sus frutos. Es tal su poder curativo y regenerador que es un ingrediente clave para la medicina ayurvédica.

Por su composición química, rica en polisacáridos y limonoides, tiene una gama amplia de aplicaciones. Principalmente repara, mejora, hidrata y protege la piel. Su alta concentración de polisacáridos reduce el daño diario que se produce en la dermis.

Además promueve la síntesis de colágeno. Es decir, recupera la flexibilidad de la piel. La potencia del aceite de neem para recuperar nuestra dermis es asombrosa. Tiene facultades cicatrizantes y se utiliza para tratar psoriasis y otros estados descamativos de la piel, bacterias, parásitos, hongos, eczemas en general.

A su vez, refuerza la inmunidad de la dermis y es una alternativa segura y efectiva para el acné.

Efectivo contra el acné

También utilizado para combatir el herpes labial y la infección por piojos y otros problemas del cuero cabelludo y el cabello, como dijimos, el aceite de neem es eficaz contra el acné.

El motivo es su inmenso poder antiséptico combinado con su capacidad de combatir los radicales libres evitando infecciones. A su vez alivia el escozor de la piel, las rojeces, la inflamación con la que suele presentarse el acné y multiplica su capacidad auto reparación.

Aplicado localmente calma el dolor que se genera en el rostro cuando hay un brote acneico y también ayuda a evitar infecciones. Se aplica sobre la piel seca con ayuda de un disco de algodón o una gasa, sobre la cara previamente lavada con jabón neutro.

En el momento del brote, se recomienda aplicar en zonas difíciles con un hisopo. Sin embargo, también es de gran ayuda para prevenir un brote de manera natural, sin químicos que compliquen el cuadro de forma efectiva y segura. Incluso llega a curar casos de acné severo que los químicos no logran revertir.

Además de puro, el aceite de neem se puede encontrar en jabones, sérums, cremas humectantes o mascarillas. Siempre que se lo aplique en forma de aceite debe estar especificado que es apto para uso facial, porque así estos tendrán la composición adecuada para la aplicación tópica.

Este aceite es potente, por lo cual si resulta demasiado para tu rostro lo puedes diluir con un poco de aceite de almendras. Cada piel es diferente y consultar a un especialista sobre cómo usarlo para sacarle el máximo beneficio siempre es la mejor opción.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Dermatólogo de confianza. 
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?