Cómo deberías cuidar tu piel en primavera: lo que nadie te contó

Cómo deberías cuidar tu piel en primavera: lo que nadie te contó

Ya prontos a terminar el invierno, la piel estuvo expuesta al frío, mucha sequedad y al odioso viento zonda que nos caracteriza, por lo que la misma se vio azotada por estos fenómenos y ni hablar de barbijos, cubre bocas y más.

Flor Raviolo

Tanto en la oficina como haciendo Home Office, o en la misma calle es que hemos estado en ambientes más calefaccionados o cerrados. El frío contribuye a la sequedad de la piel y fue el momento ideal para renovarla con tratamientos como los peelings profesionales o con productos en casa.

Con la llegada de la estación más esperada, las condiciones ambientales cambian. Aumenta la temperatura, llegan algunas alergias por ende, pueden aparecer los problemas de las pieles grasas, con poros dilatados y con granitos.

De nuevo se hace necesario adaptar los cuidados y tratamientos ya que tanto las condiciones climáticas como los cambios emocionales y hormonales, hacen que la piel en cada estación tenga especial atención. Es por ello, que en esta época, lo que más aconsejan los expertos en piel es tener constantemente la piel bien hidratada. Y esto lo podemos hacer tanto externa como internamente: con cremas para la piel y bebiendo mucho agua durante el día.

A medida que el calor aumente, la piel suda más por lo que tendemos a pensar que quizás no necesite de tanta hidratación. Ahí está el primer error. En primavera y verano, la piel necesita también de hidratación: al sudar, estamos eliminando toxinas y nuestra piel continuamente tiene suciedad debido a este sudor. Es esencial realizar una limpieza facial cada mañana, para dejarla limpia y fresca. También es muy importante proteger la piel de las alergias cutáneas. Las alergias cutáneas hacen aumentar la sensibilidad de la piel, provocan alteraciones como inflamación, ardor, erupciones, descamación, ampollas, entre otras, así como hacen empeorar los eczemas, dermatitis, urticaria y psoriasis. En primavera las dermatitis son las mas frecuentes, destacando la piel seca, prurito, eritema, descamación y costras (secundarias al rascado) de predominio en zonas expuestas, pliegues y áreas de contacto.

Otro consejo es que puedes llevar en tu bolso o mochila agua de avena o agua termal en spray, brumas hidratantes o descongestivas. Cuando te de calor y sientas tu piel sudada o “sucia”, rocía tu rostro con estas lociones y la sentirás más fresca de inmediato. Si tu piel es reactiva o tipo rosácea pedi en la farmacia agua blanca del codex como un mata fuego accesible.

A no olvidar el protector solar, con la llegada del buen tiempo debemos utilizar sí o sí, una crema únicamente con este cometido. Aplícala después de tu crema hidratante habitual de día, y te protegerás ante los rayos del sol, vienen con color y las versión spray son mis favoritas.

Tomá nota: 

1. Buena alimentación

Comer un menú saludable y equilibrado que aporte los nutrientes necesarios y específicos se reflejará de forma inmediata en la piel. Al despertar podes tomar un vaso de agua tibia con jugo de limón que activara el metabolismo y ayuda a eliminar toxinas. Bebe agua o infusiones aunque no tengas sed, desintoxican el hígado, hidratan el cuerpo y bajan los niveles de colesterol. Es aconsejable, en general, cerca de dos litros al día.

2. Limpiar, hidratar y proteger

Me considero experta en ayudar a generar hábitos de cuidados de piel, para ello estoy armando planes personalizados para guiarte.

Bonus: paso a paso básico para todo tipo de piel (manos limpias para no transferir ni suciedad ni bacterias a tu rostro).

¿Qué paso va primero?

Limpiar y desmaquillar con agua micelar o leche de limpieza. Si masajeás con movimientos circulares es más efectivo para expulsar suciedade los poros. Recomiendo yema de los dedos o pads para removerlo.

Tónico o bruma para equilibrar el PH de la piel, arrastrar excedente de suciedad y que la piel esté más receptiva.

Serum o ampolla por ejemplo con vitamina C o A. Hialurónico entre los mas comunes hidratantes y antioxidantes sumado a una hidratante liviana si tu piel es mas oleosa y una de textura mas densa o con mayor cuerpo si es mas seca.

Contorno de ojos. Ellos al ser la zona con piel más fina y frágil, debemos tener especial cuidado con productos específicos. Te recomiendo inclinarte por productos que hidraten la zona, descongestionen, aclaren y por último que la tensen.

Protección: en crema, en spray, tipo compacta como maquillaje el que mas te guste. Con o sin color. Lo que si no se negocia es que como minimo sea un factor 30 + , que lo apliques con una leve presión con la palma de tus manos así genera una especie de film protector. Renovalo cada dos horas si estas expuesta directamente al sol como al hacer deporte, tomando sol o en el jardín .

3. Nunca es tarde para empezar

Podemos armar juntas un plan para que realices en casa y/ o tratamiento en gabinete adecuados a tus necesidades y posibilidades. Es importante hacer una buena lectura de piel y diagnosticar con precisión.

4. Automasaje

Con el plan de Skin Care te enseño las maniobras para aplicar los productos mediante masajes fáciles y activos.

5. Disfrutar no solo la textura y aromas de los productos se sienten placenteros, sino que el darnos cuenta de que estamos mimandonos y a la vez tratando nuestra piel, ya nos hace bien.

Aprendiendo el correcto cuidado, el incorporar la rutina y entenderla, hace que sea más llevadero y económico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?