¿Sabías que podés fabricar botox en casa? Te decimos qué ingredientes deberías usar

¿Sabías que podés fabricar botox en casa? Te decimos qué ingredientes deberías usar

Definitivamente el botox se ha convertido en uno de los tratamientos de belleza más usados en el mundo. Pero también significa una gran inversión. Por eso te proponemos recetas caseras para que lo reproduzcas en casa. ¡Anotá!

MDZ Femme

El bótox es una toxina producida por una bacteria, y que su efecto lifting es porque paraliza el músculo, impidiendo que se vean las arrugas o se formen nuevas líneas de expresión. De hecho, es el tratamiento más solicitado por las celebrities porque su efecto es inmediato, pero actualmente el tratamiento tiene un alto valor. Aunque según las que lo ha probado, ¡vale la pena!

Pero, si no podés acceder a él, lo ideal es que pongas en práctica recetas caseras y experimentes con productos naturales el efecto lifting. ¿Pero que tan cierto es que los alimentos puede tener un efecto beauty en nuestra piel? Se lo consultamos a la dermatólogo mendocina: Gabriela Aprea

"Convengamos que la mayoría de los productos de belleza se basan en sustancias naturales. En las cremas dermatocosméticas se purifican y se les da textura y son estériles. Cómo por ejemplo: el aloe vera. Aunque justamente esta sustancia no es recomendable usarla directamente de la planta, porque puede irritar, no es estéril. Las cremas o geles que lo contienen usan sus propiedades, pero están formuladas bien", indicó.

"Las sustancias naturales puede ser suavizantes y descongestivas", concluyó.

Recetas caseras

Mascarilla verde

  1. Poné a hervir 20 gramos de espinacas y 200 gramos de col.  Una vez que hayan hervido, retiráles el agua y mezcla todo. 
  2. Agregá sobre la col y las espinacas 1/4 de taza de crema de leche y 174 de taza de aceite de oliva.  Licúa todo hasta obtener una pasta homogénea. 
  3. Con el rostro desmaquillado y limpio, aplica tu bótox casero (es preferible que lo mantegas refrigerado) y deja actuar por 15 minutos. 
  4. Retirá con abundante agua tibia.

Mascarilla amarilla

  1. Colocá en un molde la clara de huevo, la miel y las gotas de aceite de oliva.
  2. Mezclá muy bien hasta incorporar todos los ingredientes.
  3. Aplicá esta crema en tu cutis y cuello, dejando actuar por 10 minutos.
  4. Enjuagá y secá suavemente, notarás que tu piel está más suave e hidratante que nunca.

Mascarilla blanca

  1. Añadí en un recipiente la maicena, luego agregá el agua poco a poco en el mismo recipiente.
  2. Es importante que mientras añadís el agua vayas removiendo la mezcla con una cuchara para que los ingredientes queden bien integrados y formen una especie de pasta
  3. Una vez hecha la mascarilla, lavá tu cara para que quede libre de maquillaje y otros restos de suciedad, luego aplicá la mezcla dando unos suaves movimientos circulares
  4. Dejá que actúe durante 15 minutos y listo.

¿Cuál de estas tres elegirías?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?