¿Por qué tener amigos nos hace bien?

Las personas nos relacionamos naturalmente con otros, necesitamos establecer vínculos profundos con nuestros padres, hermanos, parejas, hijos, pero también con amigos. Tan importantes son las relaciones sociales que para una vejez sana, además de buenos hábitos como por ejemplo, una alimentación equilibrada, ejercicios físicos, tareas que nos mantengan cognitivamente activos, se recomienda también una vida social significativa.

santiago bonomi

La amistad es un lazo fundamental para la vida de una persona.

A diferencia de otros lugares en el mundo, en Argentina sabemos bien lo que es la amistad, estamos acostumbrados culturalmente y la cultivamos desde la infancia. Aquí es común tener un grupo de amigos con el que se comparta todo y que continúe unido incluso después de que sus integrantes crezcan, se desarrollen profesionalmente, formen familias, etc. En otros países las personas tienen lazos de menor compromiso, es normal que se reúnan en bares después del trabajo para compartir un trago, acá en cambio los invitamos a nuestras propias casas incluyéndolos con nuestras familias para agasajarlos. La forma de saludarnos con un abrazo efusivo o un beso, marca claramente nuestra actitud cariñosa y apertura hacia el otro.

La amistad es una relación afectiva relevante que se da con personas diferentes a los integrantes de la familia y que se mantiene en el tiempo. Se trata de un sentimiento de gran importancia que implica, lealtad, incondicionalidad, compromiso, compañerismo, colaboración, sinceridad, etc. La amistad verdadera es aquella en la que existe un vínculo profundo que se basa en la confianza y la honestidad.

Para mantener este tipo de relación, es clave desarrollar la capacidad de comunicación para compartir lo que se siente y evitar malos entendidos, aprender a ponerse en el lugar del otro para entenderlo en función de lo que él necesita, por último disminuir el propio ego para poder pedir perdón cuando corresponda y saber perdonar cuando sea necesario.

Amigas un lazo que hay que alimentar.

Personalmente me llevó tiempo, pero hace poco comprendí lo que la amistad es en toda su amplitud. Entendí de su importancia, de la necesidad de cuidarla, entendí que a veces requiere tolerancia y esfuerzo, pero que bien lo vale. Cuando estás en el medio del océano, cuando la tormenta es realmente fuerte, la mano de un amigo vale más que cualquier riqueza.

Algunos consejos:

-Como todo vínculo afectivo, este también se basa en la confianza por eso es importante mantenerse fiel a la verdad. La sinceridad es un valor, desarrollala.

-Aquí también juega un rol importante la capacidad de empatía. Ponerte en el lugar del otro y entenderlo es fundamental para conservar la amistad.

-Hoy se sabe que las relaciones sociales son vitales para el desarrollo del cerebro sano. ¡Animate a cultivarlas!

-Aprendé a pedir perdón cuando es necesario, no lo veas como una debilidad, en realidad es una fortaleza. ¡Hacelo rápido!

-A veces la vida nos sorprende y se nos pueden cruzar nuevos amigos en el camino, incluso en contextos inesperados, no los dejes pasar.

Por el Licenciado Santiago Bonomi (Matrícula Prov. de Buenos Aires: 98039)

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?