Divinas

Naomi Campbell y Kate Moss, la vuelta a las pasarelas de las supermodelos de los 90'

Ambas tienen más de 45 años y demostraron que siguen teniendo la misma magia al desfilar. Los looks que lucieron y cómo puedes llevarlos tú también.

Esther Cano jueves, 30 de septiembre de 2021 · 18:03 hs
Naomi Campbell y Kate Moss, la vuelta a las pasarelas de las supermodelos de los 90'
Naomi y Kate juntas, en los inicios de sus increíbles carreras como supermodelos. Foto: Instagram.

Ambas ya pasaron la barrera de los 45. Kate Moss tiene 47 y Naomi Campbell, 51. Pero ambas demostraron que pueden seguir brillando y capturando miradas igual que cuando se convirtieron en íconos de la moda e inauguraron la era de las super modelos en los 90'. Con la misma increíble figura más el aplomo y la actitud que consiguieron con los años, las dos supermodelos volvieron a subirse a una pasarela en la semana de la moda en Milán. 

Flamante mamá a los 51

Si bien nunca anunció su retiro, hacía mucho que Naomi no se mostraba sobre una pasarela. Y como no podía ser de otra manera fue con Versace que decidió volver a las pistas. Lo hizo para el desfile presentación de la colección primavera verano 2020/2022, junto a otras jóvenes estrellas y celebrities como la cantante Dua Lipa y Lourdes León, la hija de Madonna. 

Naomi Campbell lució un conjunto sastre en colores shocking, compuesto por un crop top naranja con un traje de saco y pantalón fucsia que llevó con sandalias y cartera blancas.  Esta combinación de colores es ideal para las mujeres mayores de 50 porque aporta fuerza y alegría a cualquier look. Además de darle un toque canchero a un clásico traje. 

A los 51 Naomi Campbell brilló con un vestido metalizado de Fendi y Versace. Fuente: Instagram.

En el segundo cambio, la morena brilló, literalmente. Llevó un vestido metalizado -una de las tendencias de esta temporada- super al cuerpo y con profundo escote. Espectacular.

Esta fue sin dudas una vuelta a las pasarelas muy especial para Naomi Campbell, porque desde hace cuatro meses es madre de una hermosa niña. “Una pequeña y hermosa bendición me ha elegido para ser su madre, tan honrada de tener esta alma gentil en mi vida que no hay palabras para describir el vínculo de toda la vida que ahora comparto contigo mi ángel. No hay mayor amor”, escribió la modelo en sus redes sociales.

En una reciente entrevista a la revista Cut la super modelo jamaiquina confesó que había tenido que hacer grandes sacrificios a lo largo de su vida por su carrera, para convertirse en el ícono fashion que es hoy. “Soy fuerte, pero también soy sensible. En las relaciones hay que comprometerse".

Por eso ahora prioriza su tiempo con sus afectos. "No estoy sola. Estoy con mis seres queridos, que quieren disfrutar conmigo del tiempo de calidad. Quiero que mis amigos florezcan y quiero proteger a mis seres queridos", afirmó la modelo en la entrevista.

Naomi shocking con un traje rosa subido y un crop top naranja. Fuente: Instagram.

En la pasarela con la hija

Y si de supermodelos hablamos Kate Moss es otro ícono fashion que explotó en los 90 y se convirtió en musa de muchos diseñadores y de mujeres en todo el mundo, que adoptaron su estilo descontracturado y casual. 

Kate Moss volvió a las pasarelas con un espectacular vestido negro y capa. Compartió pasada con Amber Valletta, otra colega de los 90. Fuente: Instagram.

A los 47 años la super modelo británica sigue activa y trabajando. Es la cara de la colección de lencería de Kim Kardashian, Skims Fits Everybody y Skims Cotton. En la campaña la top model apareció con varias piezas de la colección. Y fue un hitazo.

Pero sí es cierto que no se la veía en las pasarelas. Y al igual que Naomi Campbell decidió volver para una ocasión especial. Kate Moss fue una de las protagonistas del desfile de una fusión que hizo historia en el mundo de la moda: Versace más Fendi. Este super evento sucedió durante el cierre de la Semana de la Moda en Milán. 

Kate la rompió con un vestido negro corto, demostrando que es posible lucir una minifalda si tienes más de 40 y la llevas con actitud. Este es un claro ejemplo del vestido negro que no puede faltarte en tu guardarropas. Sirve para una cena con amigos, una reunión de trabajo, o un cocktail. El detalle del que usó Moss: un escote en forma de lágrima y una capa con el clásico estampado de Versace. 

Kate Moss compartió esa pasada con otra colega de los 90 que también lució espléndida: Amber Valletta. Pero sin dudas lo que hizo que esa noche fuera tan especial es que del mismo desfile participó la hija de Kate, Lila Grace Moss, que sigue sus pasos y es una de las modelos más cotizadas del momento.

Archivado en