Historias de vida: Coco Chanel, de la pobreza al éxito, con estilo

Historias de vida: Coco Chanel, de la pobreza al éxito, con estilo

La diseñadora de la década del 20 se convirtió en la mítica cara de la marca Chanel que hasta hoy sigue siendo una de las firmas más importantes del mundo. ¡Conoce su historia!

Angeles Alvarez

Gabrielle Chanel, conocida como Coco Chanel, tuvo una infancia dura. Su mamá era una campesina muy pobre que murió cuando ella tenía 12 años y su papá decidió dejarla en un orfanato de monjas.  Allí empezó su amor por la moda, ya que aprendió a coser y a los 17 años ya era una costurera prodigio.

A esa edad decidió abandonar el orfanato y empezó a trabajar en una mercería, mientras hacía algunas participaciones como actriz y cantante. Fue allí que se le denominó Coco, nombre con el que después se la catapultaría a la fama. 

Cortesía: El Blog de Alliet Vallés

A los 22, conoció a Etienne Balsan con quien tuvo una larga relación. Él la ayudó a comprar tiendas en la famosa Galería Lafayette, en París.

Lo primero que diseñó Coco fueron sombreros y a medida que fue creciendo su negocio, se expandió a la moda en general. Con la caída de la bolsa en 1929, tuvo que reducir su personal a la mitad -de 4000 a 2000 personas- y sus precios cayeron, lo que hizo que cerrara las puertas de sus negocios en París.

Se trasladó a Estados Unidos para trabajar en el vestuario de distintas películas con el productor,Samuel Goldwyn.

“La belleza comienza en el instante en que decides ser tú misma”.

Cortesía: Vogue

Luego de la Segunda Guerra Mundial, tuvo que cerrar muchos de sus negocios nuevamente y se exilió en Suiza, ya que fue acusada de colaboracionismo.

En 1954, a pesar de estar consumida por el reumatismo y la artritis, decidió seguir abriendo nuevas tiendas. El 10 de enero de 1971 murió en el Hotel Ritz de París, luego de una caminata con una de sus mejores amigas por la ciudad.

Cortesía: Harpers Bazaar

Su trabajo en la moda hizo que las mujeres se liberarán de la corsetería y de todo lo que las reprimía. En síntesis, fue una de las primeras grandes feministas. Ella misma llevaba adelante sus negocios y ayudó a las mujeres a disfrutar de la moda de una manera elegante y cómoda con sus trajes chaqueta de Tweed y el clásico estilo Chanel que jamás olvidaremos.

“El acto más valiente es pensar por una misma. En voz alta”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?