El vestido de tul que consagró Sarah Jessica Parker es tendencia 2022

El vestido de tul que consagró Sarah Jessica Parker es tendencia 2022

La icónica falda de tul de “Sex and The City” que Carrie Bradshaw reversionó en su regreso a la pantalla es ítem de la nueva temporada. Así lo confirman las marcas top, influencers y el streetstyle.

Esther Cano

Sarah Jessica Parker volvió a ser Carrie Bradshaw, y con ella regresó la icónica falda de tul de “Sex and The City”. Nuevamente, la neoyorkina se consagra y crea otra tendencia 2022.

Entre los hits de la vuelta de las chicas de Nueva York, la moda estuvo en lo más alto, y la falda tutú reversionada fue lo más celebrado por las millones de fans de la serie más fashionista de la historia. 

El look del revival del vestido de tul que consagró Sarah Jessica Parker. Foto: Instagram.

Las faldas son protagonistas del nuevo guardarropas de Sarah Jessica Parker, y su manera de llevarlas inspira, especialmente para las mujeres mayores de 50 años. 

Y entre todos los modelos super estilosos que usa la actriz la que más se destacó fue la falda de tul. El mini vestido de tul que fue una de las piezas más icónicas de Carrie Bradshaw durante los años 90, se reinventó en una versión en maxi falda blanca, casi hasta el piso, que combinó con un suéter multicolor a rayas. 

El homenaje al vestido tutú de Carrie Bradshaw, a través de un modelo de Oscar de la Renta. Foto: Instagram.

Y “el efecto SJP” impulsó la vuelta del vestido de tul, un ítem glamoroso y romántico, ahora renovado para seguir enamorando. 

Se trata de un material que sigue remitiendo a su pasado vinculado a la nobleza, con una marcada impronta femenina y sofisticada. 

El volumen, las capas y el color del tul según Giambattista Valli. Foto: Instagram.

Después de Carrie Bradshaw, Jennifer Lopez también se visitó “de novia” con un diseño de tul de Dolce & Gabbana para cantar en la noche de los American Music Awards. 

Y simultáneamente, marcas de lujo como Dior, Oscar de la Renta, Alexander McQueen, Carolina Herrera. Giambattista Valli presentaron su reinvención del ítem que será protagonista de  una de las mayores tendencia de moda 2022.

Blanco o negro, el tul es siempre glamoroso y romántico. Foto: Pinterest. 

El vestido de tul se despliega hacia un largo midi. De esta manera, su naturaleza vaporosa se adapta más fácilmente a looks casuales. 

Y su romanticismo original deja lugar al juego de contrastes al combinarse el tul con botines, cintos de cuero o blazer, entre otros accesorios que generen un toque disruptivo al estilo ladylike.  

Mía Rubín, la hija de Andrea Legarreta y Erik Rubín, también elige el tul. Foto: Instagram.

La idea es lograr un cierto estilo glam rock sin perder la esencia romántica del vestido de tul cuyo volumen y carácter etéreo lo identifica siempre con ocasiones especiales y con el look princesa y bailarina. 

Dior propone un vestido de tul “rockero”. Foto: Instagram.

Sarah Jessica Parker lo hizo al homenajear a Carrie Bradshaw en el estreno mundial de “And Just Like That…” con una falda de tul acampanada último modelo firmada por Oscar de la Renta.  

El clásico vestido de tul blanco deja lugar a modelos de otros colores. Foto: Instagram.

Su reversión en color rosa pastel indicó otra tendencia en la vuelta del tul: el blanco sigue siendo la tonalidad dominante para la textura, pero hoy el tul también se impone combinado con el negro, en total black y también en otros colores, neutros o más intensos, como rosa y verde.  ¡Y sigue siendo tul!

La elegancia del vestido de tul de Alexander McQueen. Foto: Instagram. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?