Los cuatro looks más estrafalarios que se llevaron alguna vez en los Oscars

Los cuatro looks más estrafalarios que se llevaron alguna vez en los Oscars

Looks hay de todo tipo, pero si hacemos una gran diferenciación están aquellos que impactan por su lindura y aquellos que impactan pero por su extravagancia. De estos estilismos hablaremos en esta nota que quedará para la historia, al igual que estos vestidos.

Angeles Alvarez

Lo estrafalario muchas veces está mal visto, pero esta palabra no significa algo malo sino en cambio algo nuevo o distinto.  En los Oscars o en la alfombra roja de estas celebraciones, hemos visto pasar de todo tipo de looks, desde los más lindos que se han quedado en nuestra retina hasta los más feos que también han quedado en nuestra memoria de alguna manera, para nunca repetir. Pero, también existen los extraños y a estos les vamos a prestar especial atención hoy.

Con motivo que se acercan los Oscars 2021 este domingo 25 de abril, repasaremos aquellos cuatro looks que alguna vez fueron visto como estrafalarios o totalmente extraños como también fuera de lugar. Les mostramos nuestro ranking.

Bjork- 2001

Cortesía: Vogue

Fue el vestido que más extrañó a todo el mundo: el de Bjork, la cantante islandesa, en el 2001. El vestido cisne que llevó, literalmente hablando, fue uno de los momentos icónicos de red carpet junto a su pieza de Marjan Pejoski de falda de tul y top en forma de cisne.

Celine Dion- 1999

Cortesía: Vogue

Con su tuxedo blanco dado vuelta, dio la vuelta al mundo. Una pieza magistral de John Galliano que agregaba un sombrero de lo más cool. Una revolucionaria, ya que pocas en esa época llevaban pantalones a estos eventos.

Cher-1986

Cortesía: Vogue

La cantante siempre ha estado en boca de todos a la hora de elegir vestuario para pisar una red carpet. En este caso, de la mano del gran Bob Mackie, se decantó por un vestido con micro top y falda de tiro bajo cuajado en lentejuelas verdes junto a un saco en el mismo tono. Muy sexy

Billy Porter-2019

Cortesía: Vogue

El actor fue uno de los más salvajes a la hora de elegir su pieza. Se decantó por un vestido smoking de Christian Siriano en blanco y negro con la excepción de una falda gigante de princesa que lo hizo lucir diferente a todos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?