Manicura

Esta es la técnica que solucionará el problema con tus uñas quebradizas

Hoy hablaremos sobre uno de los procedimientos que se llevan a cabo en la manicura y que es conocido como kapping. Si quieres saber sobre sus pros y contras, no dejes de leer esta nota.

Angeles Alvarez
Angeles Alvarez jueves, 9 de diciembre de 2021 · 16:05 hs
Esta es la técnica que solucionará el problema con tus uñas quebradizas
¡El kapping vino para salvar uñas débiles! Foto: Woman

El kapping es una técnica que se puso de moda hace un par de años atrás por su gran beneficio y fortalecimiento de uñas quebradizas, principalmente. Hoy explicaremos un poco más de lo que se trata y cómo usarlo correctamente, para las que aún no se animan a probarlo.

El kapping consiste en fina capa de acrílico o gel fortificador sobre la uña, que acompañará el crecimiento de la uña, a diferencia de una manicura postiza que lo que hace es directamente añadir una pieza de uña acrílica a tu uña natural.

El kapping viene a solucionar el problema de las uñas quebradizas. Foto: Entre Countries. 

Esta técnica aporta nutrientes, proteínas y calcio. Además, es un gel que añade brillo y luminosidad a tus uñas, pero no las esmalta como la manicura semipermanente, y dura entre 10 y 15 días, si sabes cómo preservarlo.

Los cuidados que debes tener son usar guantes para exponer tus manos mucho tiempo en el agua o añadir aceite de cutículas ya sea de almendras, coco u oliva, luego de lavártelas. La primera opción, por ejemplo, si tienes que lavar algo y la segunda si vas a un día de pileta.

Aunque es efectivo, debes tener algunos cuidados a la hora de sumergir tus uñas. Foto: Verónica Burel. 

Arriba del kapping puedes hacer un esmaltado semipermanente (generalmente esta es la opción más buscada) y/o emplear un esmalte convencional. Sólo ten en cuenta que para retirar este último debes aplicar quitaesmalte sin acetona para no remover el kapping. Esta es una buena opción, por ejemplo, si sales de la manicura con un color de uñas claro para el día a día, semipermanente, y para un momento en particular quieres cambiar. Puedes esmaltar arriba con una opción más oscura y retirar luego, dejando el color de abajo en perfectas condiciones.

Lo que hace este procedimiento no es engrosar la uña sino tratar de que no se siga debilitando con el tiempo y previniendo el uso de químicos. También es un beneficio para aquellas que se comen las uñas es que el kapping, al fortalecer la uña, no deja que se rompan o quiebren tan fácilmente.

También se usa como "salvavidas" si se te rompe una uña y quieres mantener el largo natural del resto. Puedes protegerla con kapping y aquí, ¡no ha pasado nada!

El mejor remedio para aquellas que se comen las uñas es el kapping. Foto: Twitter. 

Si tienes uñas débiles o quebradizas, ¡ten en cuenta hacerte kapping!

Toda esta información se publica a título informativo pero de ninguna manera reemplaza la opinión de un profesional, al que te sugerimos recurrir antes de decidir sobre este tratamiento u otros similares. 

Archivado en