Estas faldas vuelven y se imponen

Estas faldas vuelven y se imponen

Para un look moderno, audaz y estiloso, volvió un clásico de los años 70. Estamos hablando de las tan favorecedoras faldas ripley.

MDZ Femme

MDZ Femme

Las conocidas como faldas Ripley ya están entre nosotras: largas, midi, o cortas. Pero, sobre todo, tableadas. Ya se vieron en 2019 con timidez, pero esta vez estas prendas setenteras volvieron para quedarse.

Así es, la moda de los años 70´s regresó pisando fuerte, esta vez, a través de la vuelta de estas polleras. Para el 2021 la prenda más femenina que existe, después del vestido, retoma su protagonismo, en versión vintage.

Faldas Ripley

Fuente. Minisitios Ripley.

Este elemento de moda puede lucir sensacional para llevar en distintas ocasiones. Tanto de día como de noche, las pleated skirts pueden presentar distintos largos, colores lisos, patrones geométricos como el cuadriculado en clave british y también, floreadas o animal print. No hay límites para este ítem de moda que es un must have de esta temporada.

Fuente. Ripley

La moda es cíclica y, por ello, las polleras tableadas vuelven con la fuerza de un clásico renovado. Con mucho potencial y encanto, las hay de colores vibrantes como esmeralda, amarillo o rosa chicle. Se las combina con todo tipo de prendas superiores, cropped tops, básicos, blazers y sweaters de punto.

Versátil para unirse a cualquier estilo, las faldas ripley son perfectas para ir a la oficina, para una salida con amigas por la tarde o un evento nocturno en donde, incluso, se pueden usar modelos plateados y dorados con brillos o con transparencias.

Para conseguir un look ideal, una buena opción es tomar una falda de colores lisos como el azul marino, el bordó o el verde agua e ir jugando con el calzado primero: tacones, sandalias, mocasines con hebillas, sneakers blancas, zapatillas estilosas.

Las opciones pueden ser infinitas. A partir de estas definiciones, irás subiendo a las prendas superiores para imaginarla con una camperita de jean, un blazer al mismo tono de la falda o por contraste y por debajo, algo más neutro, por ejemplo.

Otra buena alternativa es elegir una falda ripley bien llamativa, de color fucsia, turquesa o rojo intenso, por ejemplo, y bajar por completo el tono del resto del atuendo.

Fuente. Ripley

De esta manera, conseguiremos que la atención esté puesta en ella. En el caso de que te gusten los atuendos más casuales, una falda mini pleated será perfecta.

Colores fuertes, degradé, cuadriculadas. Todo vale. Los rombos o los cuadriculados dan una impresión de estilo inglés o escocés muy distinguido.

Para rockearla, se pueden combinar con zapatillas negras o tipo Vans, y una camiseta básica en color claro. Con este tipo de faldas ripley más cortas, se usan zapatos más bajos o de tacón medio. Comodidad y belleza en un solo estilo.

No falla elegir como básico superior fijándote en los colores de los rombos o el cuadriculado: negro, bordó, blanco, gris. Si el tono elegido es más fuerte, conviene siempre suavizarlo con la prenda superior.

Y vos ¿con qué usas tu falda ripley?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?