Tips infalibles de vestimenta para ir a una entrevista de trabajo

Tips infalibles de vestimenta para ir a una entrevista de trabajo

La asesora de estilo Gabriela Romero Esperón comparte qué colores, texturas y opciones debes elegir para dar una buena primera impresión y resultar exitosa.

Esther Cano

Si tienes una entrevista de trabajo, decidir qué ponerte puede resultar clave. La vestimenta puede afectar directamente para conseguir ese puesto que tanto deseas. Por eso Gabriela Romero Esperón, psicoanalista y asesora de estilo comparte algunos tips infalibles para vestirse en una ocasión así.

“Lo primero hay que saber es que la vestimenta da un mensaje. En este caso es cierto que una imagen vale más que mil palabras. En una entrevista de trabajo hay unos segundos en los que aparece nuestra imagen antes que las palabras”, aclara la creadora de @brujula.de.estilo

La experta asegura que el objetivo a lograr es ir lo mejor vestidas posibles, con nuestra mejor versión. “El look que elijas para que te represente debe ser sencillo. Puedes llevar algún toque como un buen accesorio: zapatos o carteras. Pero no debes olvidar que lo importante eres tú. No dejes que el color se interponga, o que la prenda que llevas no sea demasiado protagónica y opaque lo que tienes que decir”, advierte Romero Esperón. 

Qué colores y qué prendas elegir para una entrevista laboral puede resultar clave para conseguir ese puesto que deseas. Foto: Unsplash.

Aquí algunos puntos que debes tener en cuenta a la hora de elegir el vestuario ideal:

Saber adónde vamos

“Una de las cosas fundamentales es tener en claro con quién tendremos la entrevista. ¿Vamos a ser entrevistados por una empresa, una ong, una asociación?. ¿Nos harán la entrevista en una oficina, una biblioteca, un canal de televisión, en un estudio contable?

Debemos saber previamente sobre ese lugar, ver las fotos, las redes, cómo va la gente vestida. Eso será importante a la hora de armar el outfit, para ajustar el estilo al lugar al que vamos a ir”. 

Apuesta por la comodidad

“En esa primera entrevista seguro estarás un poco nerviosa, por eso lo importante es sentirte cómoda. Debes elegir un vestuario acorde al sitio donde vas, pero que también tenga tus rasgos para hacerte sentir bien.

Por eso es tan importante el autoconocimiento a la hora de vestirnos y salir al encuentro de un trabajo”. 

Vestimenta para un ambiente de trabajo relajado

Si el puesto al que aspiras  es en un ambiente relajado lo mejor son unos jeans oscuros, combinados con una buena blusa. Las transparencias y los escotes muy profundos hay que evitarlos, pueden generar obstáculos.

En un ambiente de trabajo más relajado puedes llevar unos jeans oscuros y una linda blusa. El toque creativo en tu outfit, suma.  Foto: Unsplash.

Está bueno elegir un buen blazer o cardigan. Si tuvieras que ir a una entrevista en un centro cultural el outfit sería otro. Buscaríamos algo más creativo, dinámico, con ese toque personal que no va a impactar sino que generará un interés en el interlocutor”.

Vestimenta para un ambiente business casual

“En un ambiente casual se puede llevar un vestido monocromático, una falda debajo de la rodilla con una camisa con botones y un zapato tipo mocasín. Vale una riñonera con un toque más arriba.

Para una empresa más profesional, que exige un business casual, recomiendo una buena blusa de algodón, o una camisa blanca con botones. Pantalones rectos, sueltos, trajes, faldas tubo, vestidos monocromáticos son una buena alternativa”.

Vestimenta para un ambiente formal

 “En estos casos la elección de vestuario es más limitada. Recomiendo vestidos con buenos géneros, buenos cortes, a medida. No debe ser demasiado amplio porque dará una idea demasiado desestructurada, ni demasiado ceñido porque te hará sentir incómoda. Un buen blazer o chaqueta, un traje sastre, de saco y pantalón.

Para un ambiente formal se recomiendan vestidos con buenos géneros, buenos cortes, a medida. No deben ser demasiado amplio porque dará una idea demasiado desestructurada, ni demasiado ceñido porque te hará sentir incómoda. Foto: Unsplash

Con respecto a los tonos hay que apostar por colores neutros, azul marino, negro, verde. El zapato en este tipo de empresas es cerrado y con taco. Especial atención con el cabello, que debe lucir prolijo, y evitar las estridencias”.

El detalle del perfume

“Está bueno tener en cuenta que en toda entrevista laboral seremos miradas, observadas en cada detalle: desde el tono en que hablamos, hasta la manera en que nos movemos. Y en estos casos hasta el perfume importa.

Si el lugar de la entrevista es muy cerrado evitaría los perfumes intensos. Tal vez parezca un detalle sutil, pero también hace a ese encuentro. No es solo lo que nos ponemos, sino todo el conjunto”m concluye la experta. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?