¿Cuál es el tapado ideal para tu tipo de cuerpo?

¿Cuál es el tapado ideal para tu tipo de cuerpo?

Con el frío llega inevitablemente la búsqueda de abrigo. Y si bien, muchas veces elegimos tapados más pensando en su funcionalidad que en otra cosa, estos no están (o no deberían estar) exentos de la regla básica de la ropa: elegir aquella que mejor nos siente.

Natacha Capello

Natacha Capello

Los abrigos, y los tapados en especial, son prendas de gran valor y tamaño -ocupan el 70% de nuestra figura-, por lo que una mala elección se va a notar inmediatamente, teniendo consecuencias no sólo para nuestra imagen, sino también para nuestro bolsillo. Por eso, armamos una sencilla guía para elegir el más adecuado para cada una, según cada tipología corporal.

Comenzaremos por la figura reloj de arena -espalda y cadera balanceada y cintura pequeña-. Esta silueta no cuenta con grandes restricciones a la hora de vestir, pero entender sus contornos nos sirve de base para balancear el resto de las siluetas. La idea es valernos de los distintos diseños -de abrigos en este caso- para acercarnos lo más posible a un “reloj de arena”.

Una de las figuras más comunes en mujeres es la silueta triángulo -espalda pequeña en comparación con la cadera- y la prestancia de los tapados resulta ideal para contrarrestar esta forma. Mientras más estructura le aportes a los hombros, mejor: hombreras, charretas, solapas grandes, etc., ayudarán a balancear la figura. Sobre el largo, lo ideal sería que pase la cadera, con bolsillos discretos y más bien de corte recto, nunca con ruedos acampanados.

Quienes deben tener especial cuidado con los abrigos son las denominadas siluetas triángulo invertido -espalda ancha con cadera pequeña-, ya que los tapados se caracterizan por ser estructurados en los hombros. Por esto, es mejor inclinarse por aquellos de hombreras y solapas pequeñas, levemente entallados y con ruedo acampanado o evasé. Esto hará que la figura se perciba balanceada.

La figura rectángulo -hombros, cintura y cadera alineada- tiene mucho sentido de la verticalidad y connotaciones masculinas, por lo que el objetivo es feminizarla. Para ello, lo mejor son los tapados con líneas más redondeadas y románticas, idealmente de cortes entallados y evasé, de modo tal que simulen un reloj de arena.

Quienes más pueden valerse de la estructura de estas prendas a su favor, son las siluetas ovales- cintura más ancha que hombros y caderas-, ya que es una figura que suele tener hombros algo caídos y redondeados, por lo que la fuerza que aportan los tapados justo allí es ideal. Ahora ¿qué pasa con la zona media? La idea es elegir colores oscuros y diseños sutilmente entallados, que no tengan detalles llamativos en la cintura como hebillas, lazos, moños, cinturones y botones grandes en contratono.

Nota: Natacha Capello

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?