Cómo deberías usar el blanco

Cómo deberías usar el blanco

El color blanco en verano es un must: es luminoso, se adapta a todos los estilos y además es atemporal. Sin embargo, se trata de un color complicado, ya que las prendas en este tono, luego de los lavados, suelen perder blancura, por lo que su mantenimiento requiere de algunos cuidados extra para mantener una de sus características principales: la pulcritud.

Natacha Capello

A continuación te contaremos cómo mantener tus prendas tan blancas como el primer día de uso y a darle nueva vida a ropa que creías perdida:

- El primer tip es uno de los más obvios e importantes, pero siempre viene bien recordarlo: las prendas blancas únicamente se lavan entre otras del mismo color. Nunca las mezcles con prendas de otros colores, ya que se pueden teñir.

- Para evitar las antiestéticas manchas amarillas en la sisa, hay que colocarse el desodorante antes que la prenda y esperar que se seque bien. ¿Aún así se ven amarillentas? Probá poniendo limón y sal a la zona y dejando la prenda al sol antes de lavarla normalmente.

- Prepará el lavado con los productos que normalmente usás, pero antes de encender la lavadora agregá una taza de vinagre de alcohol. ¡Notarás la diferencia, prometido!

- ¿No tenés vinagre? Probá con media taza de bicarbonato de sodio, que además es un quitamanchas natural que se adapta a casi todos los tipos de tela.

- Por último, siempre que puedas secá tu ropa blanca al sol: los rayos UV son un gran aliado a la hora de blanquear tus prendas.

Tips by Natacha Capello

www.natachacapello.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?