¿Por qué nuestra manera de vestir es una forma de expresarnos?

¿Por qué nuestra manera de vestir es una forma de expresarnos?

La historia de la moda alcanza a todos en su órbita. Va mucho, mucho más allá de dobladillos siluetas y colores. Está intrínsecamente relacionada con hábitos sociales. Vive y existe no solo como una de las diversiones más encantadoras y fascinantes sino como el indicador más certero del tiempo.

Santiago Sibilla

Santiago Sibilla

La vestimenta en su conjunto es un lenguaje no verbal, que comunica sin palabras y que nos habla de pertenencia a un grupo, de momentos significativos de nuestra vida, de profesiones, de circunstancias y de actividades. Se dice que el uniforme, por su parte, es una indumentaria siempre impuesta por otro, y que cuando lo usamos renunciamos a nuestra individualidad y a nuestra personal elección.

busca la ruptura de las reglas consagradas y saca tu lado más audaz

El uniforme es deliberadamente simbólico, habla de una institución en su conjunto. Identifica al que lo lleva como miembro participante de esa institución o grupo.

Durante la etapa del colegio secundario muchas instituciones educativas establecen el uso de uniformes por parte de los adolescentes. Estos buscan generar un sentido de pertenencia e identificación a la institución, además de homogeneizar las diferencias sociales. Pero los uniformes también generan cierto anonimato del que lo porta. La idea en definitiva es: "somos todos iguales". Pero ¿somos todos iguales? ¿ Hay libertad en la moda?

La moda borro el limite y es por que eso que hoy se vive el Genderless

El derecho a vestir como uno quiere: reflexiones mirando nuestro alrededor

Cada vez es más usual ver personas que visten fuera de la “norma” o diferentes de la mayoría uniformada por el retail. Ciertamente se debe a que la globalización, la hiperconectividad que llegó hace rato y porque Internet y las redes sociales nos han acercado a esas tendencias o estilos que solo veíamos en el cine o en revistas de moda. Sin embargo, en Mendoza aún no logramos aceptar esa diferencia. Hoy reflexionamos sobre el derecho de vestir como uno quiera.

Vive y disfruta lo moda a tu gusto.

Razones para ejercer el derecho a vestir diferente:

Desde el punto de vista estético, las tribus urbanas fueron sin duda una de las vías por las cuales diferentes estilos vieron la luz, estilos que alguna vez pudieran haber sido catalogados como estrafalarios, como los punks, góticos. Cada una con una más que válida forma de expresarse. Y de alguna manera nuestro país se fue acostumbrando a nuevos colores, nuevos estilos, los que se fueron mezclando inclusive con el devenir de la segunda década del siglo 21. Sin embargo, hay un aspecto que aun no ha cambiado y es la mirada ajena que muchas veces nos deja en la zona de confort. No obstante, por alguna razón cultural, propia de nuestra idiosincrasia, aún solemos fijarnos en “el diferente”, y muchas veces nos causa gracia y hasta puede ser objeto de bullying.

Celebremos lo diferente

Nos encontramos con una extrema conciencia del derecho de uno a ser como quiera ser. Y en el amplio rango de aspectos que se nos puedan venir a la mente. La gente en Mendoza, como en todos lados, habla del aspecto de los otros, y se manifiesta en desacuerdo muchas veces, pero lo que se destaca es que el diferente (en el aspecto que sea), se siente orgulloso por ser como es. Desde los looks más cuidados, hasta los más relajados.

La moda es la libertad de expresión, que se manifiesta alterando la estructura de las obras, abordando temas tabú y desordenando los parámetros creativos

Ahora y siempre hay un pero. Cuando se dice que uno tiene el derecho a vestir como sea, ¿es realmente “como uno quiera”? ¿Voy a ir con pijama a trabajar? (Hoy una tendencia que pisa fuerte) ¿Con alpargatas a un evento de moda? ¿Si estoy pasado de kilos puedo vestir a la moda? ¿ Mirarías feo al cajero de banco si anduviera sin corbata o con tatuajes?

Ser libre en la moda significa "iniciar" una nueva moda, y romper con las formas y estilos clásicos.
El Vanguardismo es la lucha contra las tradiciones, procurando el ejercicio de la libertad individual y la innovación; es audacia.

A mi particularmente me molesta las frases como: “Mira qué ridícula/o”, o ¿“Acaso no tiene espejo en su casa”? ¡Quién es para opinar del resto! Como amante de la ropa y la moda celebro cuando alguien se ve diferente al resto, esa seguridad se valora y se celebra.

La moda no trata –y nunca lo ha hecho- de ropa. Trata de gente. Si la moda existe es porque siempre hay alguien que quiere llevar la delantera, marcar la diferencia.

Y vos, ¿Qué piensas? ¿Te atreves a vestir como quieres?

En esta ultima columna de moda, quiero dejar este consejo: vistan con libertad, sientan, viven y disfruten. Dejemos de lado el que dirán y saquemos nuestro lado más audaz y creativo.

Gracias a mis lectores por siempre estar ahí, a Muriel del Barco, Patricia Terranova y a todo el equipo de MDZ Femme, por darme este espacio para compartir mis conocimientos y mi pasión. Será un hasta pronto. ¡Muchas gracias!

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?