Cuál es el tuyo: cómo deberías vestirte de acuerdo a tu tipo de cuerpo

Cuál es el tuyo: cómo deberías vestirte de acuerdo a tu tipo de cuerpo

Cuando queremos vestir bien es importante saber que no todos tenemos el mismo tipo de cuerpo. Cada cuerpo tiene sus virtudes y desventajas.

Santiago Sibilla

Santiago Sibilla

Recuerda que no existe un modelo de cuerpo perfecto. Vestir bien es tu objetivo y para lograrlo debemos analizar el tipo de cuerpo que tenemos. Hoy te voy a enseñar unos cuantos tips para que descubras el cuerpo que tienes y la ropa que mejor te sienta.

El primer paso que debes dar es observar tu cuerpo frente al espejo y descubrir a que categoría pertenece. Tendremos en cuanta tres aspectos: ancho de hombro, contorno de cintura y ancho de cadera.  

1.       Oval: el tipo de cuerpo con aspecto más circular. Si este es tu tipo de cuerpo, debes alargar tu torso y ensanchar tus hombros. Una vez más, se trata de buscar proporción, apartar la vista de la zona central y llamar la atención en tu parte superior. Por ello, es importante que la ropa te quede a la medida, ya que, si te queda grande (sucede con frecuencia en este tipo de cuerpo), te verás desproporcionado (deja a un lado esa creencia de que la ropa grande te favorece).

oval

2.       Rectangular: tiene exactamente el mismo ancho en tus hombros que en tu cadera. Aquí lo que debes hacer es ensanchar tus hombros para dar proporción. Debes hacer todo lo contrario al tipo de cuerpo triángulo invertido e intentar llamar la atención hacia arriba. Querrás hacer todo lo necesario para dar un efecto de volumen a tu espalda y hombros de manera que estos se vean más anchos que tu cadera. La razón por la que quieres hacer esto es para que tu silueta se parezca a la del trapecio, el tipo de cuerpo más proporcionado.

Rectangular 

3.       Trapecio: con este cuerpo todo es más sencillo. Es el tipo de cuerpo al que intentan asemejarse todos los demás, así que básicamente sólo debes resaltar tu propia forma. Este tipo de cuerpo es de hombros anchos, pecho y se va haciendo más pequeño ligeramente en la zona abdominal. Suele verse proporcionado y armonioso. 

Trapecio

4.       Triángulo: tener un cuerpo triángulo no significa que tengas kilos de más, pero sí que es un cuerpo con tendencia a una zona abdominal y caderas prominentes (incluso más que tu espalda y hombros). Por lo tanto, no se trata necesariamente de lucir más delgado, sino también de lucir más grande en zonas apropiadas para verte más proporcionado. Lo que necesitas hacer es llevar la atención hacia tu zona superior, lejos de la zona abdominal (directamente hacia tus hombros, lejos de tu cintura).

Triángulo 

5.       Triángulo Invertido: hay que equilibrar proporciones o, lo que es lo mismo, intentar lucir un poco más ancho abajo (para compensar el gran ancho de la espalda y los hombros). El foco de atención será la parte superior de tu cuerpo, por lo tanto, se trata de llamar la atención con tu parte inferior también. De esta manera, la punta inferior del triángulo se suavizará un poco y lucirás más proporcionado.

Triángulo invertido 

Tips:

El look monocromo es un gran aliado para darle esbeltez a tu cuerpo
Las lineas verticales ayudaran crear la ilusión óptica de verte mas estilizado. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?