Este hombre se convirtió en el más polémico del mundo por llevar...

Este hombre se convirtió en el más polémico del mundo por llevar...

Padre heterosexual y felizmente casado": usa faldas y tacos para romper estereotipos.

Santiago Sibilla

Santiago Sibilla

Un padre casado de tres hijos que comenzó a usar ropa de mujer hace cuatro años y no miró nunca hacia atrás dice que está decidido a desafiar los estereotipos de género cuando se trata de moda. 

Mark Bryan, un estadounidense que vive en Alemania, usa con orgullo faldas ajustadas y tacos altos para trabajar, en las tiendas e incluso en casa. Una manera super audaz de romper con los mandatos establecidos. A sus 61 años, trabaja como gerente de ingeniería robótica y revela que empezó a usar tacos cuando iba a la universidad.

Combina color de calzado con prendas superiores

En aquel entonces, su novia le había pedido que usara tacos antes de bailar con ella. Tiempo después, decidió empezar a usar faldas e imponer su estilo. Por eso, creó la cuenta @ markybryan911 donde comparte sus looks de manera diaria y en la que se lo ve muy cómodo con sus outfits.

confiesa que le gustan como lucen las piernas con zapatos

Con el fin de romper con los estereotipos de género en la moda, el padre suele posar con atuendos elegantes donde combina los estilos tradicionalmente masculinos con los femeninos. De ese modo, se lo puede ver con camisas de cuello abotonadas junto a faldas y delicados tacos.

Crea sus looks para el trabajo en la oficina y también para su casa.

En su perfil, Mark se describe como “hombre heterosexual, felizmente casado, que ama los Porsche, las mujeres hermosas y la incorporación de tacos y faldas en su guardarropa diario”. Respecto a su look, Mark reconoce que si bien no son muy cómodos, prefiere los tacos agujas debido a cómo lucen con la falda ajustada. En cuanto a lo que significa el look, considera que siempre le gustó el poder que representan dichas rendas.

Siempre le gusto el poder que representan estas prendas.

Sin género: Las faldas y los vestidos eran una prenda que en tiempos ancestrales usaban tanto hombres como mujeres. La comodidad era una de las principales razones. Los pantalones vendrían después, para quienes montaban caballos y se aventuraban en guerras para después ser un símbolo del trabajo pesado. El tiempo acabaría mezclando una cosa con otra e, injustamente, asignando determinadas prendas a cada sexo.

Los ciclos son curiosos, y pareciera que ahora volvemos a ese punto en el que no importa quién use qué. En el que la ropa no tiene género. Hoy en día existen marcas que prefieren no poner etiquetas sexuales a sus prendas y diseñar a partir de estilos y practicidad para el usuario. Cuando el género no es una limitante se crean propuestas increíbles y lo mejor: tienes posibilidades infinitas para elegir según tus gustos y no exclusivamente lo que esté dentro del guardarropa de hombres o mujeres. Las prendas gender fluid se describen como una mezcla dinámica de los géneros.

El ciclo de moda avanza y rompe con lo estereotipos establecidos por la sociedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?