A partir de hoy, así deberías recibir a tus invitados en casa

A partir de hoy, así deberías recibir a tus invitados en casa

Invitar a alguien es hacerse cargo de su felicidad durante todo el tiempo que permanezca  bajo nuestro techo.

Sabrina Riveros

En algún momento, todos hemos sido invitados o anfitriones, pero ser un verdadero anfitrión es un arte. Un arte que requiere de habilidades sociales, una buena plática y saber relacionarse; como así también, saber desviar una conversación problemática y conducirla por un rumbo apropiado. 

El anfitrión tiene la responsabilidad directa de que sus invitados estén a gusto  y disfruten de un momento agradable, pendiente de todo y de todos los detalles, debe organizar muy bien la lista de invitados teniendo en cuenta que acudan personas que posean las mismas ideas o características y que no exista antipatía. Además, es su deber preguntar si por motivo de salud o religión, no comen determinados alimentos. 

Por otra parte, es importante que los invitados acompañen a los anfitriones y valoren sus atenciones. Deben saber que la puntualidad es norma esencial de cortesía y, por último, tener en cuenta que en caso de no asistir, deberán llamar para que los anfitriones puedan comenzar  y evitar así trastornos.

Hoy, a pesar de que las fases no se están desarrollando de la misma manera en todas las provincias, gran parte de Mendoza ya está disfrutando de las reuniones en casa y en los bares.

Como ya sabemos, estos encuentros no deben superar las diez personas. Por lo que es necesario que se lleven a cabo algunas recomendaciones si queremos ser buenos anfitriones.

Si bien rompen un poco con nuestras costumbres  y nuestro modo de disfrutar de una comida o cena en compañía, no deja de ser interesante tener en cuenta estos pasos para cuando podamos recibir a gente con la que no convivimos en nuestro hogar.

Pasos a seguir al llegar a casa del anfitrión 

Sin zapatos

Es trascendental que nuestros invitados, antes de  entrar, froten sus zapatos en el felpudo, al que previamente le habremos aplicado una disolución de alcohol con un spray. Luego, lo mejor es quitarse el calzado, y dejarlo en una zona habilitada para ello, como puede ser al lado de la puerta de entrada. Para que no tengan que caminar descalzos, es recomendable que se traigan otros zapatos ya higienizados para usar dentro de la misma o bien como anfitriones podemos ofrecerles unas zapatillas para invitados.

Otra opción, en caso de que no quieran quitarse los zapatos es darle unas fundas de calzado para que puedan desplazarse tranquilamente.

Conservar la distancia

Es normal que lo único que estemos deseando es abrazar a los nuestros. Sin embargo, es importante que, mantengamos el distanciamiento social como así también no darnos las manos con los invitados.

Cada uno con sus barbijos

Como ya se sabe, el uso de mascarillas es necesario tanto en espacios cerrados como abiertos. Es por esto que cuando se entre a casa cada uno se encargue de guardar sus barbijos, dado que si se dejan al lado de otros elementos, se podrían mezclar y deben ser de uso individual. 

Una opción

Doblar el barbijo por la mitad (con el interior hacia adentro) y guardarlo en una bolsita de plástico con cierre zip o bien una de papel y luego guardarla en el bolsillo de la mochila o cartera. De todas maneras, por el momento no es necesario estar con la mascarilla dentro de casa, pero si alguien se siente más seguro, lo podría hacer.

Higienizar las manos cuando entren

Lo primero que tienen que hacer las visitas una vez que lleguen a la casa del anfitrión es ir a lavarse las manos al baño, siempre antes de sentarse a la mesa o sofá, o bien tocar cualquier elemento dentro de la casa. Para ello, es necesario que el anfitrión tenga el baño bien preparado, provisto de jabón líquido y si es posible, además, tener alcohol en gel. Luego, para secarse las manos, la mejor alternativa es poner toallas de papel en lugar de toalla de tela. 

Ahora bien, una vez que se está dentro de casa, tener en cuenta lo siguiente:

Proteger el sofá

Como ya sabemos el coronavirus puede permanecer hasta un día en los tejidos, es por esto que si los invitados van a sentarse en el sofá previo a pasar a la mesa, se puede cubrir con una funda de tela o de plástico, posteriormente, cuando se termine la reunión, lavarla al 60ºC.

Utensilios desechables

El anfitrión, después de lavarse las manos y con mascarilla, es quien debería ocuparse de poner la mesa y manipular platos, vasos, copas, cubiertos y servilletas. Ahora bien, si antes queremos poner un aperitivo, deberíamos poner en cuencos individuales o platos. La bebida también la debería servir el anfitrión y sin tocar las copas. Es recomendable utilizar mantelería de tela y no de plástico.

Sentarse en la mesa respetando la distancia

Si bien a veces contamos con espacios limitados, en la medida de lo posible, es conveniente dejar margen suficiente entre los comensales para mantener el distanciamiento. Lo recomendable sería ponerse intercalado, como en zigzag.

Guardar los celulares

Es recomendable que se mantengan guardados mientras se está comiendo, ya que puede ser un foco de infección. Si bien los libros de urbanidad dicen que las buenas maneras deben estar presentes en todos los momentos de la vida en sociedad, pero no dice que el celular deba estar presente en todos los momentos de nuestra vida en sociedad. Por lo que si queremos, además, disfrutar de ricos sabores y una buena compañía, el celular deberá ser guardado.

Desinfectar los utensilios manipulados

Una vez terminada la reunión, el mantel se pasa a lavar. En el caso de la vajilla, es preferible hacerlo en el lavaplatos, y si no contamos con este elemento entonces utilizar guantes y una temperatura de agua a 60ºC.

Sobremesa

Como ya sabemos, es muy importante la sobremesa durante una reunión familiar o de amigos. Lo ideal es, tal vez, recurrir a la conversación, pero si las ganas nos superan y queremos acceder a algún juego de mesa, es mejor optar por alguno que requiera  lápiz y papel, siempre y cuando sea de forma individual y después se reciclen.

Si queremos ser buenos anfitriones y agasajar a nuestros invitados, pongamos en prácticas estas simples recomendaciones para poder así disfrutar de una buena cena o almuerzo con las personas que mas apreciamos.

 

Sabrina Riveros

Técnica en Ceremonial y protocolo

Licenciada en Relaciones Institucionales

Especialista en Imagen Personal 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?