Movimientos planetarios del fin de semana: Júpiter y Saturno directo en Capricornio

Movimientos planetarios del fin de semana: Júpiter y Saturno directo en Capricornio

El verbo deparar no significa adivinación, significa otorgar o brindar algo o referido a una situación. En las energías planetarias cada signo, planeta, nos otorga, nos brinda una posibilidad donde esta la decisión personal de como tomar esa energía otorgada por el planeta.

Ana Moyano

Júpiter es el planeta que está representando al Dios greco-romano, Zeus -Júpiter, que era protector de la humanidad, pero cuando se lo desobedecía otorgaba castigos, siempre considerando no destruir la humanidad. También representa las creencias, la expansión, la ley, el orden, cuando ingresó en diciembre a Capricornio (comienzo de la pandemia en China) uniéndose a Saturno que representa el tiempo, la experiencia, la disciplina, estructuras y mandatos, también ya estaba allí Plutón, que representa lo inconsciente, lo invisible (virus) aquello que hay que transformar.

Júpiter y Saturno entraron en su fase retrógrada en mayo, durante este tiempo nos han otorgado la capacidad de revisar nuestras creencias y mantener la fe, reestructurar la vida, cambiar las rutinas, rever el formato profesional.

La expansión del virus es debido a los medios que hemos desarrollado para conectarnos de un país a otro, el virus es invisible y donde no hay posibilidad de control (Plutón)

Saturno nos recuerda que los procesos están establecidos por tiempos largos, donde el pedido es la disciplina, orden, logística para absorber y controlar, el conflicto de esta pandemia. Plutón esta desde 2008 en capricornio otorgando la posibilidad de transformar nuestro planeta, nuestro mundo individual, es un llamado de atención al modo de tratar a la naturaleza, los recursos de la tierra, siendo esto, un pedido de cambio, de revisión y restructuración planetaria, considerando y cuidando la tierra, la naturaleza, la alimentación, la distribución de la abundancia terrena, fuera de una manera más equilibrada, se podría sustentar a todos los seres humanos.

Júpiter esta directo tendrá su ingreso a Acuario en diciembre de este año, también lo hará Saturno y dejará de estar la energía de estos planetas concentrada en capricornio que provoca una sobre exigencia que hemos sentido durante esta larga cuarentena. Júpiter y Saturno como planetas que marcan un antes y un después, ingresando a Acuario, nos otorgan la posibilidad de tomar consciencia sobre el modo que manejamos leyes, mandatos, estructuras, reglas para convivir, saliendo de la culpa, el miedo, usando las capacidades como la solidaridad, el orden justo, ideas que renueven las formas de convivencia social, re-ordenar con creatividad en beneficio de todos.

Estos meses que quedan de Júpiter y Saturno en Capricornio, son los de mayor potenciación para la observación, hacia donde queremos dirigirnos, dejando atrás lo que evidentemente no ha dado buenos resultados y capitalizar la experiencia de lo vivido para renovar nuevos sistemas, que mejoren las posibilidades de todos y para todos.

A modo individual, personal cuando Júpiter y Saturno están directos comienzan a dar la energía para tomar decisiones definidas sobre temas (Júpiter) de legalidad, viajes, exportación, estudios superiores, creencias, liberar culpas;( Saturno) de estructuración, materialización, realización profesional, liberar miedos y viejos mandatos.

@ana.moyana

@astro_evolución_

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?