Cómo combatir los puntos negros con zumo de limón

Cómo combatir los puntos negros con zumo de limón

Una manera fácil, rápida y super efectiva de deshacerse de los puntos negros es con zumo de limón: aprende por qué y cómo usar la naturaleza a favor de la belleza y salud de tu rostro.

MDZ Femme

MDZ Femme

¿Sabías que los puntos negros disminuyen con zumo de limón? Seguramente no conocías este dato y si algo habías escuchado, no tenías claro los motivos ni como llevar a cabo un tratamiento con constancia. Si te resuena y quieres saber más, esta nota es para ti. 

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros también se conocen como “comedones abiertos“ porque parecen pequeños círculos de suciedad, pero de lo que realmente se trata es de poros obstruidos. 

Es por eso que allí se ve más oscuro: entre el sebo y las células oscurecidas que están en contacto con el aire. 

El área en donde aparecen con mayor frecuencia es en la nariz y la parte central del rostro. Para tratarlos existen distintas opciones en el mercado que contienen, en su mayoría, ácido salicílico que actúa como exfoliante para intentar desobstruir el poro, liberando la grasa que se fue acumulando allí. Pero en ocasiones, esto no es suficiente y resultan, además, demasiado abrasivos. 

Si este es tu caso, quizás sea hora de probar con el zumo de limón.

¿Por qué el zumo de limón es efectivo contra los puntos negros?

Es importante que sepas que los puntos negros, si no se tratan adecuadamente, pueden convertirse en un problema mayor. Y por eso, además de consultar un dermatólogo si ves que el tema es recurrente, no los toques ni uses “tiras“ adhesivas para extraerlos o intentes “pincharlos“.

Tampoco conviene utilizar exfoliantes agresivos, astringentes y otros productos abrasivos que solo irritarán la piel sin solucionar los molestos puntos negros

No obstante, puedes colaborar a mejorar la situación con algunos tips naturales: sabemos que los activos más gentiles y efectivos están en la naturaleza. Veamos. 

El limón tiene propiedades adecuadas para esta problemática. Por un lado, es antiséptico y antibacteriano pero a su vez es astringente. Es decir, al aplicarlo de manera tópica los tejidos se retraen y produce una acción cicatrizante, antihemorrágica y antiinflamatoria. 

¿Cómo preparar el limón para aplicar sobre los puntos negros?

Para aplicar el zumo de limón como remedio es ideal mezclarlo con medio vaso de agua tibia y se puede agregar también una cucharadita de bicarbonato de sodio. 

La proporción es una cucharada de jugo de limón junto con el agua y eventualmente el bicarbonato.

Esto se aplica sobre el rostro y se deja reposar unos minutos antes de enjuagar con abundante agua a temperatura natural o ligeramente fría. 

También puedes optar por utilizar zumo de limón puro sobre un disco de algodón y aplicarlo sobre la delicada piel del rostro mediante golpecitos suaves. El procedimiento no deberá ser repetido más de una vez por semana, ya que el poder astringente del limón es bastante fuerte. Y cuando es puro, mucho más.

¿Habías probado deshacerte de los puntos negros con zumo de limón?

Y recuerda ¡Atención! Esta información se publica a título informativo y de ninguna manera reemplaza la opinión de un profesional. Antes de aplicar cualquier producto sobre tu piel, consulta con tu dermatólogo/a de confianza.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?