Ni tintos, ni blancos, ni rosados: este es el color del vino que hoy está de moda

Ni tintos, ni blancos, ni rosados: este es el color del vino que hoy está de moda

Charlamos con la enóloga Sofía Ruiz Cavanagh sobre un estilo de vinos que hoy irrumpe en el mundo y, de a poco, va haciéndose un lugar especial en el paladar de los winelovers: el vino naranja. ¿Lo has probado? ¡En Mendoza hay algunos ejemplares!

Federico Croce

Federico Croce

Sofía Ruiz Cavanagh es una movediza winemaker mendocina: pasó por Catena Zapata, Nieto & Senetiner, Cadus y Finca Flichmann, entre otras casas vitivinícolas; estuvo en EEUU en bodega Gallo, en Sudáfrica y en Bordeaux haciendo una experiencia en Chateu Le Gay con Marcelo Pelleriti. Hoy es la CEO de Wineobs, y está por lanzar su vino.

Sofía, recorriendo una viña y degustando.

Desde MDZ Divinos charlamos con Sofía y le pedimos que nos "desburrara" con un "ABC" que nos explique de que se trata un estilo de vinos que se está transformando en uno de los actores clave de la nueva era de la vitivinicultura, y que, según ella "vale la pena conocer".

"Todos sabemos que la diferencia fundamental en la elaboración de un vino blanco y un tinto es la maceración, es decir, el tiempo de contacto entre las pieles y el mosto o jugo de uva", comienza diciendo Sofía.

"Los tintos son fermentados en contacto con las pieles, en donde se alojan los taninos y el color. La magia está en lograr una buena extracción para tener tintos aromáticos, de buen color y taninos suaves".

"En el caso de los blancos, todo sucede al revés. Apenas llega a la bodega, la uva es prensada para separar las pieles del mosto. Luego el mosto es fermentado a bajas temperaturas y sin presencia de pieles, por eso usualmente los vinos blancos tienen colores claros: provienen de variedades blancas que naturalmente no tienen colores intensos y, como dijimos, además son fermentados sin pieles".

"Los vinos naranja son un mix entre ambas técnicas. Son vinos elaborados a partir de variedades blancas que se fermentan en contacto con las pieles: de ahí su color mucho más subido de tono, la boca más untuosa y la presencia de algunos taninos", especifica Ruiz Cavanagh.

Sofía Ruiz Cavanagh y un vino naranja.

"Si bien este tipo de elaboración parece ser una nueva tendencia, en realidad es una técnica milenaria, que data desde hace por lo menos seis mil años, y se originó en la región del Cáucaso, donde se elaboraba vino en ánforas de arcilla enterradas. Muchas de estas técnicas antiguas están hoy siendo revalorizadas, y a veces las encontramos asociadas a la elaboración de vinos naturales, en donde se busca minimizar la intervención del hombre. Es importante saber que... ¡no todos los vinos naranja son naturales, ni que todos los vinos naturales son naranja!", expresa Sofía.

¿Con qué comidas podemos maridarlos?

Los vinos naranjas, como explicó Ruiz Cavanagh, tienen la doble particularidad de que son frescos como el vino blanco pero al mismo tiempo pueden tener una gran personalidad, como un vino tinto. A pesar de que al olfato pueden tener toques dulces o florales, el sabor es esencialmente seco.

"A la hora de maridar, los vinos naranja ofrecen gran versatilidad para la gastronomía, ya que combinan cualidades de blancos y tintos. Su acidez lo hace fácilmente maridable con quesos y pescados, y su cuerpo los hace aptos para acompañar carnes rojas o incluso cerdo", asegura la enóloga.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?